Jueves, 26 Julio 2018 10:14

Tomar antioxidantes puede evitar el empeoramiento de la fibrosis quística

Un complejo vitamínico enriquecido con antioxidantes puede ayudar a controlar el agravamiento respiratorio en personas diagnosticadas con fibrosis quística, según una investigación publicada en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

 

 

En el estudio, realizado por la Universidad de Colorado, los autores han confirmado que el tiempo hasta la primera crisis respiratoria que obliga a la toma de antibioticos se reduce hasta la mitad con el consumo de un multivitamínico enriquecido con antioxidantes.

Durante el estudio de 16 semanas con 73 pacientes -33 recibieron suplementación-, el 53% del grupo tratado con antioxidantes experimentó 28 cuadros de agravamiento, en comparación con el 65% del grupo placebo en el que se contabilizaron hasta 39 crisis.

Los investigadores también encontraron que los antioxidantes incorporados en esta suplementación de vitaminas aumentaban, al mismo tiemp, las concentraciones circulantes de antioxidantes de betacaroteno, coenzima Q10, gamma-tocoferol (una forma de vitamina E) y luteína consiguiendo disminuir la inflamación a las cuatro semanas.

La fibrosis quística es una enfermedad que afecta a los órganos del cuerpo como los pulmones. Parte del daño producido se debe a un desequilibrio oxidante/antioxidante y a un estrés oxidativo. Mejorar el estado antioxidante puede, por tanto, reducir el riesgo de agravamiento.
Si bien el suplemento antioxidante sometido a investigación no parece tener efectos antiinflamatorios sostenidos, sí que ha demostrado ser muy efectivo en el momento de la primera crisis pulmonar.

Estudios anteriores

La ciencia lleva años investigando los posibles efectos beneficiosos de los antioxidantes en la fibrosis quística. En 2014, un grupo de científicos procedentes de Escocia, Italia y Francia estudió las propiedades del té frente a esta enfermedad cuando se complementa con uno de los medicamentos utilizados en su tratamiento.

En esta ocasión, se pudo comprobar que el antioxidante EGCG que se encuentra en elevadas cantidades en el té verde, al administrarse con el medicamento Cisteamina, daba como resultado mejoras en muchos de los efectos más comunes de la fibrosis quística como la inflamación de las vías respiratorias y la acumulación de sales en el flujo sanguíneo. En este caso, la inflamación se redujo en nuevo de los diez pacientes tratados.

Sobre la fibrosis quística

La incidencia de la fibrosis quística en España no se conoce con exactitud porque no existe un registro nacional de pacientes. No obstante, se estima una incidencia de alrededor de uno de cada 5.000-8.000 recién nacidos vivos, siendo mayor en las comunidades situadas más al norte y más al oeste.

La fibrosis quística es una enfermedad genética que, a nivel respiratorio, provoca una inflamación e infección crónicas. En el aparato digestivo, la obstrucción de los conductos del páncreas y del hígado impide la correcta digestión y absorción de los nutrientes afectando negativamente al crecimiento (insuficiencia pancreática, hepatopatía y desnutrición)

Investigaciones como la de la Universidad de Colorado abren la puerta a la utilización de complementos alimenticios eficaces, seguros y de calidad en la fase de tratamiento de esta patología.

Visto 1547 veces Modificado por última vez en Jueves, 26 Julio 2018 10:25