Jueves, 07 Febrero 2019 10:57

Niveles óptimos de vitamina D pueden reducir la diabetes tipo 2

La vitamina D puede mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir los niveles de glucosa y el riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2. Un estudio publicado en la revista “Menopause” lo confirma.

Los beneficios de la vitamina a la hora de mantener una buena salud ósea son bastante conocidos. En los últimos años, sin embargo, se ha abierto una nueva línea de investigación centrada en demostrar que la vitamina D en sangre puede jugar un papel importante a la hora de tener un índice de azúcar u otro. Su mayor o menor presencia en sangre podría determinar la sensibilidad hacia la insulina y la función de las células beta pancreáticas.

La última investigación ha consistido en un estudio transversal realizado por la Universidad de Sao Paulo y en el que han participado 680 mujeres de 35 a 74 años con el objetivo de evaluar la posible asociación entre la deficiencia de vitamina D y el aumento de la glucemia.

A todas ellas se les realizó una analítica para comprobar tanto los niveles de vitamina D como de azúcar. Los resultados mostraron cifras que corroboraban la hipótesis inicial. Unos niveles adecuados de vitamina D en sangre se correspondían con un índice de azúcar adecuado, mientras que un déficit alteraba negativamente el índice glucémico.

Los investigadores concluyeron que, aunque no se había demostrado una relación causal, los niveles bajos de vitamina D podían jugar un papel importante en la diabetes mellitus tipo 2. El equipo que realizó el estudio apuntó que una suplementación con vitamina D podía ayudar a mejorar el control de azúcar en sangre, a pesar de que se necesitaban más estudios para acabar de confirmarlo.

Las conclusiones coinciden con otro estudio realizado por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatologia de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), dependiente del Instituto de Salud Carlos III.  Aunque en este caso se tuvo en cuenta también el grado de obesidad, la finalidad del equipo de investigadores era también descubrir si existía una relación entre una deficiencia de vitamina D y el desarrollo de diabetes tipo 2, independientemente del grado de obesidad del sujeto.

Los resultados evidenciaron que los individuos con obesidad que no estaban diagnosticados de diabetes ni de cualquier otro trastorno relacionado mostraban un nivel de vitamina D más elevado que las personas diabéticas independientemente del Índice de Masa Corporal (IMC). Para el equipo que llevó a cabo el estudio, los datos obtenidos deberían alentar a diseñar más ensayos de este tipo para demostrar si la vitamina D podría tener efectos preventivos.

La incidencia de la diabetes

Los datos recogidos en el estudio Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., impulsado por la Sociedad Europea de Diabetes, demuestran que el 13,8% de los españoles mayores de 18 años presenta diabetes de tipo 2, una cifra que equivale a más de 5,3 millones de personas. De ellos, casi 3 millones ya estaban diagnosticados, pero 2,3 millones (43%) desconocían que padecían la enfermedad.

Ante estos nuevos hallazgos, el consumo de complementos alimenticios de vitamina D pueden tener un papel importante a la hora de recudir la incidencia de esta enfermedad. En cualquier caso, siempre hay que hacer un uso y consumo con productos seguros, eficaces y de calidad y respetando las indicaciones fijadas por el fabricante.

Visto 1060 veces Modificado por última vez en Jueves, 07 Febrero 2019 18:07