Jueves, 06 Junio 2019 15:41

El arándano puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular

El consumo de una porción de arándanos puede reducir los factores de riesgo que conducen a una enfermedad cardiovascular (ECV), según un grupo de investigadores del Reino Unido y Estados Unidos.

 

 

El estudio ha observado una serie de mejoras en la función vascular, el estado de los lípidos y la bioactividad subyacente del óxido nítrico (NO) después del consumo de una porción de arándanos por día. Los datos revelan hasta una reducción de entre el 12 y 15% en el riesgo de ECV y, por este motivo, el equipo de la Universidad de East Anglia (EE.UU) y Harvard considera que los arándanos deberían ser un componente clave dentro de una estrategia de alimentación futura.

Diferentes estudios anteriores ya habían indicado que las personas que comen arándanos regularmente tienen un riesgo reducido de desarrollar enfermedades como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares. Esto puede deberse a que los arándanos tienen una cantidad elevada de compuestos naturales llamados antocianinas, que son los flavonoides responsables del color rojo y azul en las frutas.

El estudio realizado buscaba averiguar si comer arándanos podía ayudar a las personas que ya han sido identificadas como grupo de riesgo a la hora de padecer un problema cardiovascular.

Detalles del estudio
En este estudio, el equipo reclutó a 138 personas con sobrepeso y obesas, con edades entre 50 y 75 años, diagnosticadas de síndrome metabólico. La investigación se prolongó durante seis meses en lo que se ha considerado el ensayo más largo de su tipo y con esta finalidad.
Los participantes se asignaron al azar en tres grupos de tratamiento. Uno consumió una ración de 150 grs. diarios de arándanos, otro ingirió 75 grs. de la misma fruta cada día y el último, consumió un placebo.
Los investigadores encontraron que una ingesta diaria mejoraba la función endotelial, la rigidez arterial sistémica y las concentraciones de monofosfato de guanosina cíclica atenuada.
Como explican los directores de esta investigación, un consumo diario de arándanos resultó en mejoras sostenidas en la función vascular y en la rigidez arterial, lo que representa una reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 12 y un 15%.

Las antocianinas del arándano
Las antocianinas son un tipo de flavonoide. Se trata antioxidantes naturales que protegen el cuerpo de la degeneración celular. Sobre este componente y sus beneficios sobre la salud cardiovascular, se publicó un estudio bibliográfico y un metaanálisis en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition en el que se sugería que las antocianinas, pigmentos hidrosolubles que le dan a ciertas frutas y vegetales su distintivo tono azul, púrpura y rojo, también podrían ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y ayudar a tratar otras enfermedades.

El equipo de investigadores analizó la información obtenida de 19 estudios prospectivos realizados en grupos, con el objetivo de evaluar el efecto de las antocianinas sobre la salud circulatoria y cardiaca. La investigación se realizó con más de 602 000 personas de Australia, Europa y los Estados Unidos, que fueron monitoreados por períodos que oscilaron entre los 4 y 41 años. En comparación con aquellos con menor consumo, los investigadores observaron que los participantes que más consumían antocianinas presentaron un 9 % menos de probabilidad de sufrir cardiopatía coronaria y un 8 % menos de probabilidad de morir por causas asociadas con enfermedades del corazón.

El complemento alimenticio de extracto de arándano es rico en antocianinas. Como se ha comprobado en los anteriores estudios, su consumo puede ayudar a mantener una buena salud cardiovascular. Ahora bien, siempre hay que recurrir a complementos alimenticios seguros, eficaces y de calidad y hacer un uso de acuerdo con las indicaciones que marca el fabricante.

Visto 1731 veces Modificado por última vez en Jueves, 06 Junio 2019 17:58