Miércoles, 06 Mayo 2020 09:39

La ingesta de ácido fólico durante todo el embarazo mejora el rendimiento cognitivo de los niños

La vitamina B9, también conocida como ácido fólico, ayuda al mantenimiento y a la creación de nuevas células, por lo que ejerce una función vital en el crecimiento celular y, muy especialmente, durante la infancia y el embarazo. Mientras que los expertos recomiendan tomar ácido fólico durante el primer trimestre, nuevas evidencias científicas han demostrado que la suplementación continua de ácido fólico durante todo el periodo de gestación mejora el rendimiento cognitivo de los niños.

Científicos de la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte, la University College y el Trinity College de Dublín, han llevado a cabo un ensayo controlado que analiza la suplementación de ácido fólico durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

De un total de 119 futuras madres que participaron inicialmente en la investigación, los expertos han podido obtener información de los hijos respectivos, concretamente de 70 niños a los siete años y 39 a los tres años de edad. Tras llevar a cabo pruebas cognitivas en ambos grupos, se ha observado que los hijos de las madres que tomaron una dosis diaria de 400 microgramos de ácido fólico durante todo el embarazo han obtenido mejores resultados en comparación con los hijos de las madres que han tomado placebo durante el mismo periodo de tiempo. Las pruebas se centraron en analizar el desarrollo mental y psicomotor en la edad temprana (‘Escala de Desarrollo Infantil de Bayley’) y la inteligencia para niños de 2 años y 6 meses a 7 años y 7 meses (‘Escala Wechsler de Inteligencia para Preescolar y Primaria’).

Los resultados positivos se suman a los beneficios ya conocidos de esta vitamina ante posibles malformaciones congénitas. De hecho, los expertos afirman que la ingesta de vitamina B9 durante el primer trimestre de embarazo protege de defectos del tubo neural, siendo los más comunes la espina bífida y la anencefalia.

Los investigadores de la investigación consideran que estos hallazgos, en caso de poder reconfirmarlos a través de nuevos ensayos, podrían tener una gran repercusión en las futuras recomendaciones sobre alimentación durante el embarazo.

Refuerzo de alimentos básicos en ácido fólico

Ante la relación entre la deficiencia de ácido fólico al inicio del embarazo con un mayor riesgo de defectos del tubo neural, los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido -entre otros- han fortificado la harina de ciertos alimentos de consumo cotidiano (como pan o galletas) con ácido fólico de manera obligatoria, con el objetivo de prevenir posibles trastornos derivados de la falta de esta vitamina.

Según datos de la Food Fortification Iniciative (FFI), actualmente 84 países fortifican la harina de trigo, los productos de maíz y/o el arroz molidos industrialmente con ácido fólico. En este sentido, un metaanálisis de ocho estudios observacionales estudiaron el efecto de la fortificación de alimentos con ácido fólico en la salud y observaron una reducción del 46% en la incidencia de defectos del tubo neural.

En el caso concreto de España se comercializan alimentos fortificados con ácido fólico de manera voluntaria. No obstante, se requiere de mayor información para adecuar estos alimentos según las necesidades de la población, así como evaluar la importancia de la fortificación de alimentos en grupos más vulnerables.

Visto 129 veces