Viernes, 02 Julio 2021 10:27

La betaína podría ayudar en la prevención de lesiones derivadas de entrenamientos intensos

La betaína podría ayudar en la prevención de lesiones derivadas de entrenamientos intensos La betaína podría ayudar en la prevención de lesiones derivadas de entrenamientos intensos

Las competiciones, los entrenamientos intensos y el estrés producen cambios homeostáticos, bioquímicos y hematológicos en el cuerpo. Cuando no hay una recuperación suficiente, disminuye el rendimiento y aparece mayor riesgo de lesión y problemas derivados de la fatiga acumulada.

Concretamente, y ante estos casos, se produce una respuesta inflamatoria e inmunológica inmediata y hasta 72h después del ejercicio intenso, en la cual intervienen las citoquinas -cruciales para controlar el crecimiento y la actividad de otras células del sistema inmunitario-. Asimismo, tras el ejercicio se produce un aumento de leucocitos, monocitos y linfocitos concretos destinados a reparar el tejido muscular lesionado.

Para evitar o reducir esta situación, determinados ingredientes intervienen en estos mecanismos biológicos. En este sentido, un artículo publicado en Journal of the International Society of Sports Nutrition afirma que la betaína podría ayudar en la recuperación del ejercicio y la regulación del sistema inmunológico de un atleta reduciendo los marcadores inflamatorios, además de disminuir también los indicadores de anemia.

El equipo de investigación dividió a los participantes en un primer grupo que recibió betaína y un segundo grupo que recibió placebo. Durante un total de 14 semanas se monitoreó la carga de entrenamiento -igual para ambos grupos-, y se llevó a cabo un recuento de citoquinas y células sanguíneas. Los resultados confirmaron que la suplementación con betaína evita un aumento en las citocinas inflamatorias, lo que permite mejorar la recuperación entre sesiones de entrenamiento.

Por otro lado, se observó que esta sustancia también podría intervenir en el número de glóbulos blancos, protegiendo a los eritrocitos contra la hemólisis -descomposición de glóbulos rojos y responsable de infecciones y de reacciones inmunitarias-. Estos hallazgos sugieren que la suplementación con betaína puede ser una estrategia nutricional útil para regular el sistema inmunológico, no obstante, y según los autores del estudio, se trata de unos primeros resultados y se necesitarían más investigaciones para seguir explorando esta hipótesis.

La betaína, también conocida como trimetilglicina, es un aminoácido que se utiliza para varios fines: mejorar la salud del corazón, mejorar la digestión o aumentar el rendimiento deportivo. La ingesta diaria media de betaína es de aproximadamente 100-400 mg y podemos aportarlos al organismo a través de los complementos alimenticios, que han demostrado ser seguros, eficaces y de calidad.

Visto 637 veces Modificado por última vez en Viernes, 02 Julio 2021 10:32