Sábado, 19 Febrero 2011 00:00

Complementos alimenticios. ¿Qué son y para qué sirven?

Sobre los complementos alimenticios

Los complementos alimenticios están en la vida del consumidor desde hace décadas. Sin embargo, hasta el año 2002 no quedan regulados mediante la Directiva 2002/46/CE y definidos con este término.

Los complementos alimenticios, según la Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo  - transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico a través del Real Decreto 1487/2009- se definen literalmente como “los productos alimenticios cuyo fin sea complementar la dieta normal y consistentes en fuentes concentradas de nutrientes o de otras sustancias que tengan un efecto nutricional o fisiológico, en forma simple o combinada, comercializados en forma dosificada, es decir cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras y otras formas similares, bolsitas de polvos, ampollas de líquido, botellas con cuentagotas y otras formas similares de líquidos y polvos que deben tomarse en pequeñas cantidades unitarias;”

Como se recoge en su propia definición, los complementos alimenticios complementan una dieta variada y equilibrada, nunca la sustituyen, y siempre hay que hacer un consumo acorde con lo que se recoge en la etiqueta del producto.

A los complementos alimenticios también se les conoce como suplementos alimenticios o complementos nutricionales.

¿Cuáles son los beneficios de los complementos alimenticios?

Los complementos alimenticios ayudan y contribuyen a mantener una buena salud, pero siempre que se incorporen unos hábitos de vida saludables con una dieta variada y equilibrada, como podría ser la Dieta Mediterránea, y se práctique una actividad física de forma regular. Además, es fundamental un uso y consumo responsable en el que se sigan las instrucciones marcadas por el fabricante.

Una dieta rica y variada que incorpore frutas y verduras puede aportar todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Sin embargo, existen investigaciones que han llegado a demostrar que esta situación ideal no se traslada a la práctica ni para todos los nutrientes ni para todas las poblaciones. Las embarazadas y mujeres lactantes, las mujeres con menopausia, las personas adultas que tiene cierto grado de movilidad reducida, veganos y vegetarianos, individuos con dietas restrictivas o deportistas que realizan un actividad física intensa y regular, entre otros grupos de población, pueden acusar un déficit de determinados nutrientes o tener requerimientos nutricionales específicos en etapas de su vida. El consumo de complementos alimenticios puede ser útil en estos casos.

¿A quién van dirigidos los complementos alimenticios?

Los complementos alimenticios los pueden consumir personas sanas y, además, el etiquetado del suplemento alimenticio siempre debe recoger el método de empleo. En situaciones normales, la información que se muestra en la etiqueta debería ser más que suficiente para realizar un consumo adecuado. Ahora bien, grupos determinados como embarazadas, mujeres en periodo de lactancia o con menopausia, niños, personas con una situación médica específica, entre otros, podría ser recomendado y útil tener consejo y asesoramiento profesional.

Partiendo de que los complementos alimenticios van dirigidos a personas sanas, en caso de estar consumiendo algún tipo de medicamento, se deberá poner en conocimiento del médico.

Los complementos alimenticios y su seguridad

La seguridad de los complementos alimenticios está fuera de duda. Actualmente, en la Unión Europea hay implantados mecanismos para garantizarla. A nivel normativo, existen más de 100.000 páginas de legislación alimentaria que regular todo el procedimiento desde el origen (materia prima) hasta que el complemento alimenticio llega al consumidor, y más allá. Por su parte, la industria de los complementos alimenticios tiene implantados protocolos de autocontrol interno y también las Administraciones públicas se encargan de revisar que, efectivamente, se cumple con la normativa vigente. Por último, la Unión Europea también se encarga de revisar los mecanismos de control que utiliza cada uno de los Estados miembro.

Para aclarar las dudas que pueden plantear los complementos alimenticios, la Asociación de la Empresas de Dietéticos y Complementos Alimenticios (AFEPADI) ha elaborado una pequeña guía para el consumidor en que se dan respuesta a preguntas que pueden surgir y que se puede descargar AQUÍ.

 

 

Visto 9483 veces Modificado por última vez en Jueves, 03 Octubre 2019 15:18