La niacina podría ser eficaz para el tratamiento de la miopatía mitocondrial

  • Viernes, 26 Junio 2020 09:43

También conocida como vitamina B3, la niacina ayuda a convertir los alimentos que consumimos en la energía que necesita nuestro cuerpo y es importante para el desarrollo y la función de las células en el organismo. Generalmente se usa para regular los niveles de colesterol, no obstante, nuevos estudios evidencian sus múltiples beneficios en nuestra salud.

Las miopatías mitocondriales son un grupo de enfermedades que afectan a los nervios y los músculos, entre otros sistemas, y cuya severidad puede variar en gran medida según cada caso. Aunque sus síntomas son diversos, se trata de una patología que se caracteriza por la debilidad muscular, la intolerancia al ejercicio y la aparición de calambres.

Actualmente no existe un tratamiento específico ni métodos para prevenirlas, sin embargo, algunos nutrientes pueden ayudar a paliar sus efectos, como es el caso de la niacina. Esta vitamina actúa en el metabolismo celular formando parte de la coenzima NAD y sus derivados NADH y NAD+, y NADPH y NADP+, son esenciales en el metabolismo energético de la célula y en la reparación del ADN.

Un estudio llevado a cabo por investigadores internacionales en la Universidad de Helsinki y publicado en la revista Cell Metabolism ha observado que esta vitamina puede aumentar el metabolismo energético de las personas que padecen esta enfermedad muscular. Concretamente, los pacientes que participaron en la investigación recibieron una dosis de niacina que fue aumentando progresivamente durante cuatro meses, pasando de los 250 mg diarios hasta 750 mg o 1g al día. Los expertos reportaron que el tratamiento con niacina aumentó los niveles de NAD+ en sangre de hasta 8 veces más, aumentó la fuerza muscular y la capacidad oxidativa mitocondrial. Así, los pacientes aumentaron la fuerza en los músculos abdominales, los músculos de la espalda y las extremidades superiores (flexión de hombros y codos). Asimismo, la niacina restableció la concentración plasmática elevada de alanina, un biomarcador para los trastornos mitocondriales.

Tras los resultados obtenidos, los expertos consideran que los refuerzos del NAD pueden retrasar la progresión de la enfermedad muscular mitocondrial, por lo que este estudio supone un salto importante en el desarrollo de terapias dirigidas para enfermedades metabólicas energéticas. No obstante, matizan que el tratamiento con niacina solo se debe aplicar en determinados casos, por ejemplo, cuando existe una deficiencia de NAD en sangre.

El estudio también ha dejado entrever otros beneficios de la niacina en nuestro organismo, como el aumento de la biogénesis mitocondrial, un proceso mediante el cual se sintetiza nuevo contenido proteico que complementa a las mitocondrias y mejora su funcionalidad y eficacia energética. Por otro lado, los expertos también explican que, sorprendentemente, los pacientes sometidos a la investigación redujeron la grasa hepática y visceral en un 50% y un 25%, respectivamente, y que corresponde a la grasa responsable del aumento de riesgo del síndrome metabólico.

Complementos alimenticios a base de niacina

La niacina se encuentra naturalmente en muchos alimentos y también se agrega a algunos de ellos, no obstante el cuerpo también la puede producir a través del triptófano, presente en los alimentos que contienen proteínas. Asimismo también se pueden tomar en complementos alimenticios, que han demostrado ser seguros, eficaces y de calidad. En este caso, la niacina se encuentra en complementos multivitamínicos y multiminerales, en combinación con otras vitaminas del complejo B o bien en complementos únicos de vitamina B3. Las dos formas principales de niacina las encontramos con el ácido nicotínico y la nicotinamida.

A pesar de que las dosis administradas durante el estudio fueron mayores, el consumo de complementos alimenticios debe hacerse siguiendo en todo momento tanto las indicaciones de un profesional sanitario como las del fabricante. Tomar una dosis superior puede provocar efectos adversos, como enrojecimiento de la piel y sensación de hormigueo y picazón, entre otros.

Visto 254 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Junio 2020 10:10