Se trata de un mineral básico que ejerce funciones muy importantes en nuestro organismo, entre otras actúa como un antibiótico natural con resultados altamente efectivos e inmediatos.

La familia de plantas Limiaceae, entre las cuales se encuentra la salvia, posee altos niveles de ácidos fenólicos y polifenoles que, además de ser antioxidantes y antiinflamatorios para las neuronas, ejercen efectos cognitivos. Un estudio ha evidenciado que una combinación de extracto de salvia y aceite esencial puede mejorar significativamente el rendimiento cognitivo.

El Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition ha publicado la primera investigación que ha evaluado el efecto combinado de la astaxantina y el tocotrienol en la función cognitiva. Los resultados muestran que, tras doce semanas de ingesta simultánea con estos dos ingredientes, las personas con tendencia a no retener cierta información, mejoran su memoria.

Se trata de una fruta exótica procedente de un arbusto nativo de la Amazonía que, a pesar de ser poco conocida en nuestro país, su aportación en nuestro organismo a nivel de nutrientes la ha convertido en un ‘superalimento’.

Un complejo vitamínico enriquecido con antioxidantes puede ayudar a controlar el agravamiento respiratorio en personas diagnosticadas con fibrosis quística, según una investigación publicada en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

 

Un equipo de investigadores ha descubierto que los suplementos de antioxidantes y aminoácidos pueden tratar la psicosis. Las conclusiones, que se han publicado en la revista Early Intervention in Psychiatry, también indican que estos compuestos basados en nutrientes podrían usarse como un tratamiento adyuvante en el primer episodio de psicosis al reducir sus síntomas.