Irse de vacaciones supone un cambio de hábitos que no solo afecta a nuestro ocio sino también a nuestra salud. A pesar de estos cambios nunca debemos olvidarnos de algunas rutinas como mantenernos bien hidratados, seguir una alimentación sana y equilibrada y aportar al organismo todos los nutrientes necesarios. En este sentido los complementos alimenticios se presentan como un buen aliado junto a la dieta a la hora de aportarlos.

El cerebro de las personas que padecen depresión se caracteriza por interrupciones en las conexiones neuronales que hacen percibir la información neutra como negativa. Investigadores de la Universidad de Illinois, en Chicago, han analizado el papel de los complementos de aceite de pescado en la recuperación de las redes neuronales.

Se trata de una fruta exótica procedente de un arbusto nativo de la Amazonía que, a pesar de ser poco conocida en nuestro país, su aportación en nuestro organismo a nivel de nutrientes la ha convertido en un ‘superalimento’.

El sueño reparador es una asignatura pendiente para muchas personas. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), un tercio de la población en nuestro país tiene problemas para conciliar el sueño, lo que además de no descansar correctamente puede conllevarnos problemas de salud a largo plazo. Seguir unos hábitos de vida saludables se considera esencial para poder dormir bien, y entre ellos se encuentra la alimentación. Algunos alimentos contribuyen a la síntesis de neurotransmisores que intervienen en la vigilia y el sueño.

La presión arterial alta es un problema de salud pública que va aumentando año tras año. Siendo conscientes de esta realidad, la alimentación se considera clave para controlar estos factores de riesgo y en este sentido, un estudio del Food Science & Nutrition Research ha analizadolos beneficios del aceite de comino negro como alimentos para ayudar a reducir los niveles de presión arterial.

Así lo señala un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition desarrollado a lo largo 20 años. Estos resultados evidencian la importancia de seguir una dieta saludable para prevenir enfermedades, como en este caso el Alzheimer, a falta de tener un tratamiento que consiga evitar el deterioro cognitivo y erradicar por completo la patología.

El colesterol es uno de los problemas de salud más habituales de la población española y según la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Fundación Española de Arteriosclerosis (FEA), más de la mitad de los españoles tiene los niveles de colesterol altos. Sin duda alguna, nuestros hábitos alimenticios ayudan a regular los niveles de colesterol, y especialmente el LDL (el colesterol malo). Algunos alimentos ayudan a conseguirlo, entre ellos el té verde, que podemos consumir tanto en forma de bebida como de complementos alimenticios.

Este polifenol de origen natural se produce como respuesta inmunitaria en las plantas y los frutos ante posibles infecciones por hongos, de modo que ejerce una función protectora y actúa como antibiótico natural. Ahora, y según un estudio, esta función inmunitaria también la podría ejercer en nuestro organismo.

El teletrabajo y el estado de alarma de las últimas semanas debido a la emergencia sanitaria actual puede acarrear déficit de nutrientes, entre ellos falta de vitamina D, debido a la ausencia de tiempo al aire libre y que vamos recuperando de manera progresiva con las salidas que ha marcado el Gobierno en las próximas semanas. En este artículo os contamos la importancia que tiene esta vitamina en nuestro organismo.

La vitamina B9, también conocida como ácido fólico, ayuda al mantenimiento y a la creación de nuevas células, por lo que ejerce una función vital en el crecimiento celular y, muy especialmente, durante la infancia y el embarazo. Mientras que los expertos recomiendan tomar ácido fólico durante el primer trimestre, nuevas evidencias científicas han demostrado que la suplementación continua de ácido fólico durante todo el periodo de gestación mejora el rendimiento cognitivo de los niños.



Página 1 de 12