Las ventas de productos que contribuyen a aumentar nuestras defensas han crecido exponencialmente durante el año 2020. Sin embargo, más allá de los nutrientes ya conocidos en este campo como son las vitaminas C y D, el zinc o la equinácea, existen ingredientes menos conocidos que también nos ayudan en este objetivo. Este es el caso de la tinospora cordifolia, popularmente conocida como Guduchi.

Con la menopausia las mujeres experimentan una disminución de la fuerza y la masa muscular asociada a la reducción de estrógenos, por lo que contrarrestar esta situación es vital.

Actualmente podemos encontrar el aceite de bacalao en complementos alimenticios que, de manera complementaria a una dieta sana y equilibrada, nos aportan ácidos grasos omega-3 y vitaminas A y D en el organismo.

Una investigación evidencia que una mayor ingesta dietética de ácidos grasos omega-3 podría ayudar a reducir el deterioro cognitivo relacionado con la depresión en jóvenes y adolescentes y, por tanto, a mejorar su calidad de vida.

Un nuevo estudio ha evidenciado que la vitamina E ayuda a disminuir los biomarcadores relacionados con el hígado graso y mejora la esteatosis -exceso de grasa en el hígado- cuando se combina con actividad física y se reduce la ingesta de grasas y carbohidratos.

El zinc ha estado en el punto de mira durante los últimos años gracias a una mayor consciencia sobre su función en el organismo. Hoy en día se ha convertido en un ingrediente clave en las formulaciones enfocadas a mejorar nuestra salud y en especial, la salud de nuestras defensas.

La moringa oleifera, conocida como moringa, es una planta tropical todavía bastante desconocida para los consumidores europeos. Se trata de una especie de la que se aprovechan todas y cada una de sus partes (hojas, vainas, flores, semillas y raíces) para aliviar ciertas dolencias y ayudar a prevenir algunas enfermedades.

Jueves, 17 Diciembre 2020 10:15

El magnesio es un mineral esencial que interviene en varias funciones biológicas en nuestro cuerpo. Concretamente, ha sido reconocido como cofactor de más de 300 reacciones bioquímicas realizadas de forma continua por las enzimas. 

La Fundación Española de la Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) han promovido un Estudio Nutricional en la Población Infantil Española (EsNuPi), en el que se ha evidenciado que los niños españoles deben mejorar la ingesta de vitamina D, fósforo, calcio y magnesio, necesarios para las etapas de crecimiento y desarrollo.

Un equipo de investigadores del Hospital e Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol y del Instituto de Investigaciones Médicas Hospital del Mar (IMIM) se han planteado una posible afirmación a esta pregunta. Los resultados del estudio ha sido publicado en el Journal of the American College of Cardiology.



Página 1 de 13