El colesterol es uno de los problemas de salud más habituales de la población española y según la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Fundación Española de Arteriosclerosis (FEA), más de la mitad de los españoles tiene los niveles de colesterol altos. Sin duda alguna, nuestros hábitos alimenticios ayudan a regular los niveles de colesterol, y especialmente el LDL (el colesterol malo). Algunos alimentos ayudan a conseguirlo, entre ellos el té verde, que podemos consumir tanto en forma de bebida como de complementos alimenticios.

Este polifenol de origen natural se produce como respuesta inmunitaria en las plantas y los frutos ante posibles infecciones por hongos, de modo que ejerce una función protectora y actúa como antibiótico natural. Ahora, y según un estudio, esta función inmunitaria también la podría ejercer en nuestro organismo.

El teletrabajo y el estado de alarma de las últimas semanas debido a la emergencia sanitaria actual puede acarrear déficit de nutrientes, entre ellos falta de vitamina D, debido a la ausencia de tiempo al aire libre y que vamos recuperando de manera progresiva con las salidas que ha marcado el Gobierno en las próximas semanas. En este artículo os contamos la importancia que tiene esta vitamina en nuestro organismo.

La vitamina B9, también conocida como ácido fólico, ayuda al mantenimiento y a la creación de nuevas células, por lo que ejerce una función vital en el crecimiento celular y, muy especialmente, durante la infancia y el embarazo. Mientras que los expertos recomiendan tomar ácido fólico durante el primer trimestre, nuevas evidencias científicas han demostrado que la suplementación continua de ácido fólico durante todo el periodo de gestación mejora el rendimiento cognitivo de los niños.

El papel que juega la vitamina C en nuestro sistema inmune es más que evidente y desde hace años se considera, por excelencia, el nutriente esencial para aumentar nuestras defensas. Los estudios sobre sus beneficios en nuestra salud siguen desarrollándose y se abren líneas de investigación sobre el papel que podría tener en la prevención y el tratamiento de la neumonía en niños y adultos. El Cochrane Acute Respiratory Infections, formado por investigadores, profesionales sanitarios y pacientes de todo el mundo, ha publicado una revisión de ensayos al respecto.

Los probióticos son aliados indiscutibles a la hora de proteger nuestro aparato digestivo de microorganismos nocivos. Al actuar directamente en el microbioma intestinal mejoran la digestión y la función intestinal. No obstante, presentan muchos más beneficios para la salud que detallamos a continuación.

Jueves, 23 Abril 2020 10:38

Si en artículos anteriores hablábamos de la importancia de ciertas vitaminas en el sistema inmune, hoy es el turno de los minerales. De entre todos los existentes, solo 22 son esenciales para nuestro organismo y cada uno de ellos cumple con una función vital. En este artículo os detallamos los minerales que ayudan a reforzar nuestras defensas.

La situación que estamos viviendo estos días por el COVID-19 ha provocado la aparición de numerosas suposiciones sobre posibles vías de contagio, muchos de ellos relacionados con el sector de la alimentación. La Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, responsable de la política de la Unión Europea sobre seguridad de los alimentos y salud y del seguimiento de la aplicación de las leyes correspondientes, ha realizado un documento de preguntas y respuestas al respecto.

El colesterol es un elemento esencial en nuestro organismo que forma parte de las membranas de nuestras células y sirve como precursor de todas las hormonas esteroideas, ácidos biliares, y de la vitamina D. A la palabra colesterol generalmente le asociamos una connotación negativa y que muchas veces concebimos como “malas noticias” cuando nuestro médico nos habla de él.

Un estudio publicado en la revista North American Menopause Society (NAMS) relaciona las concentraciones séricas de 25(OH)D, el mejor indicador del estado de vitamina D, con la degeneración del disco lumbar (LDD). Actualmente esta dolencia está asociada a la edad y generalmente aparece a partir de los 50 años, cuando los discos que separan las vértebras pierden hidratación y grosor.



Página 1 de 11