El selenio es un mineral indispensable para el organismo, ya que actúa en nuestro sistema inmune, endocrino y cardiovascular. Es importante para la reproducción, la función de la glándula tiroidea, la producción de ADN y para proteger el cuerpo ante infecciones y ante el daño causado por los radicales libres.

Los síntomas más claros de este tipo de infecciones son tos, estornudos, dolor de garganta, secreción y congestión nasal, dolor de cabeza, febrícula, malestar o mialgias. Aunque estas infecciones, cuando son leves, normalmente remiten tras una semana y no requieren de tratamiento farmacológico, sí que suponen una causa de ausencia laboral y escolar.

Originaria de Norteamérica y usada hace siglos con propiedades medicinales, la equinácea llegó a Europa a principios del siglo XX. Existen numerosas especies y variedades de esta planta, y varios estudios etnobotánicos han reportado, en términos generales, su actividad antiviral, anticancerosa y sus efectos inmunomoduladores.

La llegada del otoño y la bajada de las temperaturas lleva consigo un aumento de virus y bacterias, que aprovechan la vulnerabilidad de nuestro sistema inmunitario para atacarlo. Aunque la alimentación no cura ni resfriados ni gripes, algunos alimentos sí que puede ayudarnos a reforzar nuestro sistema inmune, hidratando las mucosas, que actúan como primera barrera de protección ante cualquier virus, y promoviendo el crecimiento y correcto funcionamiento células inmunitarias.

El aumento en la prevalencia de problemas relacionados con el sistema inmune, como resfriados, alergias o de enfermedades como la psoriasis, evidencia la necesidad de contar con unas buenas defensas que nos permitan afrontarlas. Además de consultar con un profesional de la salud cada caso concreto, el consumo de ciertos ingredientes pueden ayudarnos a mantener las defensas a sus niveles más altos. El propóleo, conocido por sus propiedades antivíricas y antiinflamatorias ya conocidas, es un buen ejemplo de ello.

Este polifenol de origen natural se produce como respuesta inmunitaria en las plantas y los frutos ante posibles infecciones por hongos, de modo que ejerce una función protectora y actúa como antibiótico natural. Ahora, y según un estudio, esta función inmunitaria también la podría ejercer en nuestro organismo.

Jueves, 23 Abril 2020 10:38

Si en artículos anteriores hablábamos de la importancia de ciertas vitaminas en el sistema inmune, hoy es el turno de los minerales. De entre todos los existentes, solo 22 son esenciales para nuestro organismo y cada uno de ellos cumple con una función vital. En este artículo os detallamos los minerales que ayudan a reforzar nuestras defensas.

La nutrición es un factor clave en nuestra salud, y entre otros, incide directamente en el sistema inmune. El control de la alimentación, aunque no nos exime de ninguna enfermedad, puede ayudarnos a reforzar el sistema inmunológico, responsable de protegernos de bacterias, virus y agentes patógenos. ¿Conoces las propiedades de las vitaminas a la hora de cuidar nuestras defensas?