El Omega-3 es un ácido graso que no debe faltar en la dieta de cualquier persona y, menos aún, en la alimentación de un deportista. Su consumo responsable aporta interesantes beneficios cuando se practica una actividad física de manera regular.

Los complementos alimenticios más utilizados para un corazón sano. El Omega 3

Uno de los complementos alimenticios más utilizados sigue siendo el Omega 3. Los resultados de un metanálisis realizado recientemente confirma, una vez más, los beneficios de este suplemento alimenticio sobre la salud cardiovascular. Su consumo puede conllevar un menor riesgo de sufrir un ataque cardíaco y otras enfermedades relacionadas con el corazón.

Una investigación publicada recientemente en la revista "Lipids" ha puesto de manifiesto que las personas diagnosticados con enfermedad arterial periférica muestran unos niveles más bajos de Omega-3 que aquellos que no tienen esta patología.

La revista “Nutrients” acaba de publicar un estudio en el que se demuestra el papel fundamental que puede tener la suplementación a la hora de mantener una buena salud auditiva.

Aumentar la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga Omega-3 durante el embarazo puede ayudar a reducir el riesgo de nacimientos prematuros. Así lo confirma una revisión de diferentes estudios que se acaba de publicar.

 

Miércoles, 27 Junio 2018 12:47

Complementos alimenticios

Mejorar la memoria, frenar el deterioro cognitivo, favorecer un estado anímico positivo en personas con estrés postraumático y calmar determinados comportamientos agresivos son algunos de los beneficios clínicamente demostrados del Omega-3. Pero, ¿qué dice la ciencia actualmente sobre este ácido graso poliinsaturado que se puede consumir a través de complementos alimenticios?

El Omega-3 y la vitamina D podrían mejorar la función cognitiva y el comportamiento social en personas diagnosticadas de TDAH, esquizofrenia, trastorno bipolar y otros desórdenes mentales como pone de manifiesto una reciente investigación publicada en FASEB Journal.

Jueves, 09 Noviembre 2017 10:36

El Omega-3 tiene efectos positivos en niños diagnosticados con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Una suplementación a base de este ácido graso poliinsaturado puede ayudar a reducir los síntomas, según un estudio realizado en los Países Bajos.

Un estudio publicado en The FASEB Journal (Federation of American Societies for Experimental Biology) concluye que la ingesta de complementos alimenticios de omega-3 durante el embarazo o lactancia mejora  el desarrollo neurológico del bebé. Estos resultados señalan la importancia de la suficiente ingesta de ácidos grasos poliinsaturados por las mujeres embarazadas y niños pequeños.