El dolor de espalda ha llegado a convertirse en un importante problema de salud pública. Aumenta significativamente el número de personas que lo padecen y es una dolencia que, cada vez, cursa más absentismo laboral. Diferentes investigaciones han demostrado el papel de la vitamina B a la hora de ayudar a disminuir el dolor.

 

La revista “Nutrients” acaba de publicar un estudio en el que se demuestra el papel fundamental que puede tener la suplementación a la hora de mantener una buena salud auditiva.

Unos niveles bajos de vitamina B9 (folato) y B12 pueden estar relacionados con la progresión de la fibrosis hepática en individuos con hígado graso no alcohólico.