Unos niveles bajos de ciertos nutrientes pueden provocar episodios de migraña principalmente entre la población con tendencia a padecer este problema. Una suplementación permitiría reducir la periodicidad de las crisis y prevenirlas como aseguran diferentes estudios.

El pycnogenol puede ayudar a evitar la hichazón en la parte baja de las piernas y tobillos tras horas de estar en una misma posición, principalmente sentado, y con posibilidades de movilidad limitadas. Así lo evidencia un nuevo estudio científico.

El Omega-3 y la vitamina D podrían mejorar la función cognitiva y el comportamiento social en personas diagnosticadas de TDAH, esquizofrenia, trastorno bipolar y otros desórdenes mentales como pone de manifiesto una reciente investigación publicada en FASEB Journal.

Tras revisar los estudios existentes sobre las funciones de la vitamina D en la fisiología de la piel, investigadores de Qatar han llegado a la conclusión que consumir suplementos de este micronutriente puede ayudar a mejorar los síntomas inflamatorios de la piel.

 

Los fitoesteroles son compuestos químicos muy parecidos al colesterol que se encuentran en las plantas. Aunque la ciencia ya ha demostrado sus beneficios sobre la salud, diversas investigaciones refuerzan y confirman sus propiedades saludables.

Las molestias ocasionadas por el síndrome del “ojo seco” pueden minimizarse con el extracto de arándano tal y como revela un nuevo estudio publicado en European Review for Medical and Pharmacological Sciences.

El aceite de oliva es uno de los ingredientes fundamentales en la dieta mediterránea que ha demostrado ser muy saludable y beneficioso para el organismo, en especial para el sistema cardiovascular. Nuevos estudios revelan que uno de sus ingredientes activos, el ácido maslínico,  es efectivo en caso de problemas articulares.

Tomar extracto de menta puede mejorar la memoria a corto plazo en personas sanas a partir de 50 años que muestran el lógico deterioro cognitivo asociado a la edad.

Una de las posibles causas de la depresión podría ser un nivel bajo de arginina en el organismo, tal y como sugiere un estudio científico publicado en Journal of Affective Disorders. Anteriores estudios ya habían puesto de manifiesto la importancia de este aminoácido a la hora de reducir el estrés.

Una actividad física intensa incrementa la producción de radicales libres y especies reactivas de oxígeno en el cuerpo. La consecuencia es un desequilibrio del sistema antioxidante natural, conocido como estrés oxidativo. Una suplementación a base de astaxantina puede evitarlo y mejorar el rendimiento muscular.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/17/d361580981/htdocs/ComplementosAlimenticios2020/templates/fashionlife/html/com_k2/templates/fashionlife/user.php on line 264


Página 10 de 23