Miércoles, 31 Mayo 2017 16:33

Dosis elevadas de vitamina D y calcio retardan la menopausia

Tomar dosis altas de vitamina D y calcio en la dieta reduce el riesgo de menopausia temprana y, por tanto, de posibles problemas de salud asociados a esta etapa de la vida de la mujer. Así lo confirma un estudio que se ha publicado recientemente en The American Journal of Clinical Nutrition.

 

Investigadores del departamento de Bioestadística y Epidemiología de la Universidad de Massachussets Amherst, que han participado en el estudio, comentan la importancia que tiene tomar suficiente vitamina D y calcio entre las mujeres en edad fértil para disminuir el riesgo de menopausia precoz. Además, se insiste en que una ingesta alta reduce también el riesgo de enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y declive cognitivo que puede darse en esta fase en la vida de la mujer.

En el estudio, que se inició en 1989, han participado un total de 116.430 mujeres, todas ellas enfermeras norteamericanas, entre los 25 y los 42 años. Durante todo este periodo de tiempo, se les ha ido controlando, cada cuatro años, la ingesta de vitamina D y calcio a través de la alimentación y los complementos alimenticios. Paralelamente, también se han ido anotando, cada dos años, los posibles cambios realizados en el estilo de vida y las condiciones médicas de la persona. Con el tiempo, 2.041 mujeres reportaron tener menopausia natural antes de los 45 años.

Resultados del estudio
A partir de un análisis exhaustivo al grupo de mujeres con menopausia precoz, los resultados de la investigación han sido concluyentes. Partiendo de la hipótesis de la posible relación entre dosis altas de vitamina D y calcio y menopausia precoz, se ha podido demostrar que efectivamente hay un vínculo directo. Las mujeres que habían realizado una ingesta mayor de vitamina D a través de la dieta redujeron el riesgo hasta en un 17%, en comparación con aquellas que hicieron un consumo más bajo. Lo mismo se demostró con los niveles de calcio.

Los impulsores de este estudio consideran que los datos son lo suficientemente significativos para plantear posibles líneas de actuación futura y abrir puertas a la investigación.

De hecho, un dato que también ha sido revelador es que el riesgo de menopausia precoz se reduce cuando la fuente principal de vitamina D y calcio procede de productos lácteos. Este dato ha permitido que, en estos momentos, se esté trabajando en un nuevo estudio para evaluar la relación que hay entre productos lácteos y los que tienen un componente lácteo y el riesgo de menopausia temprana.

La vitamina D y el calcio durante la menopausia

Siempre es importante llevar una alimentación sana y equilibrada, pero durante la menopausia es necesario prestar una mayor atención sobre todo en lo que se refiere a una ingesta adecuada de vitamina D y calcio. Ambos micronutrientes son aliados para luchar contra la osteoporosis, la afectación ósea más habitual.

Está demostrado que, debido a los cambios fisiológicos que se operan durante este periodo, el organismo de la mujer necesita entre un 20% y un 30% más de calcio de la CDR (cantidad diaria recomendada) que se sitúa en 1g. La menor presencia de estrógenos que conlleva esta etapa, deriva en una reducción de los niveles de densidad ósea que puede solucionarse con un correcto aporte de calcio y vitamina D.

Además, más allá de contribuir a formar una correcta estructura ósea, el calcio participa en funciones clave del cuerpo como la coagulación sanguínea o la contracción muscular.

Los complementos alimenticios pueden contribuir, junto a una dieta sana, a aumentar los niveles de vitamina D y calcio en sangre tan necesarios para evitar una menopausia precoz.

 

Visto 3532 veces Modificado por última vez en Jueves, 03 Mayo 2018 11:59