Jueves, 13 Septiembre 2018 09:10

Adaptógenos. Los complementos alimenticios para combatir el estrés

Complementos alimenticios

El regreso a la rutina diaria tras las vacaciones puede volver a someter a nuestro organismo a momentos de estrés. Los adaptógenos pueden ser complementos alimenticios de origen vegetal cuyo cometido es precisamente lidiar contra estos desequilibrios que, a menudo, conlleva el ritmo de vida actual.

Hoy en día, los estresores habituales de la sociedad occidental contemporánea tienen un claro componente psicoemocional (exigencia en el trabajo, superar exámenes, llegara fin de mes e incluso la vuelta al trabajo después de un periodo de descanso). Una situación estresante lleva aparejada la liberación de cortisol al torrente sanguíneo, una sustancia que moviliza nuestras reservas de energía e impulsa a actuar y tomar decisiones. Sin embargo, cuando no hay una respuesta física, el cortisol se acumula y puede acabar desencadenando un estrés crónico con cuadros de ansiedad, depresión y/o ataques de pánico.

Complementos alimenticios. El papel de los adaptógenos

Los adaptógenos son plantas con efectos demostrados científicamente que utilizan la medicina ayurveda y china desde hace siglos. En su momento, se utilizaban en situaciones de grandes desafíos como, por ejemplo, batallas, temporadas de caza, viajes largos o épocas que conllevaban retos y cambios debido a que mejoraban la resistencia.

Como su propia palabra indica, un adaptógeno busca ayudar al organismo a adaptarse a su entorno. No es estimulante ni tampoco conlleva un aporte extra de nutrientes o vitaminas. Los adaptógenos equilibran el organismo en función de la necesidad que exista. Una planta adaptógena puede desde calmar el estrés y relajar la mente a activar el metabolismo o estimular a una persona apática aunque, a priori, parezcan situaciones o estados antagónicos. Lo más importante es que todos ellos actúan sobre el llamado eje hipotalámico-hipofisario-adrenal que juega un papel primordial en la respuesta y adaptación al estrés.

Complementos alimenticios adaptógenos

Existen diferentes complementos alimenticios adaptógenos que pueden ayudar a sobrellevar las épocas de mayor estrés entre los que destacan los siguientes.

- Ginseng: Se ha demostrado que el ginseng es un tónico contra la fatiga que aporta mayor energía a quien lo consume. Un estudio realizado por el Hospital Universitario de Corea del Sur analizó los efectos de administrar 1 ó 2 gramos de esta raíz o un placebo a 90 personas con fatiga crónica. Los que recibieron este complemento alimenticio evidenciaron menos cansancio físico y mental y una mayor reducción del estrés oxidativo, que los que tomaron el placebo.

- Maca: Conocida como el “ginseng de Perú, es una raíz que crece en los Andes y que los nativos peruanos han utilizado durante siglos con fines terapéuticos y medicinales. En los últimos años, se han demostrado sus propiedades beneficiosas a la hora de mejorar los niveles de energía y resistencia del cuerpo. Se utiliza como estabilizador físico y mental, es fortalecedor del sistema inmune y tónico sexual.

- Eleuterococo: También llamado “ginseng siberiano”, procede de Siberia y del norte de la China. Según diferentes estudios, el suplemento alimenticio a base de Eleuterococo ayuda a mejorar la capacidad de trabajo, concentración y reduce el cansancio.

- Reishi: Es un hongo muy utilizado en la antigua medicina oriental por sus numerosos beneficios sobre la salud. Conocido en Asia como el “hongo de la inmortalidad”, se ha utilizado como tónico energético y para lidiar con el estrés. Una investigación realizada por el Instituto de Medicina Natural de Nueva Zelanda demostró que el Reishi mejoraba el ánimo en las personas con neurastenia, un trastorno que se caracteriza por fuertes síntomas depresivos, tendencia a la tristeza y gran inestabilidad emotiva.

A lo largo de la historia, los adaptógenos han demostrado ser seguros, pero cualquier suplementación requiere cierta precaución. Por un lado, es importante adquirir complementos alimenticios de calidad y eficaces y, por otro, prestar atención a las indicaciones en cuanto a dosis diaria y sobre todo consultar con un especialista en caso de duda.

Visto 4226 veces Modificado por última vez en Viernes, 04 Octubre 2019 16:19