Jueves, 07 Julio 2022 11:02

Los beneficios de los complementos alimenticios de L-carnitina en personas mayores, al detalle

Beneficios de los complementos alimenticios de L-carnitina en personas mayores Beneficios de los complementos alimenticios de L-carnitina en personas mayores

La carnitina es uno de los complementos alimenticios más populares dentro de la nutrición deportiva a la hora de mejorar el rendimiento deportivo, debido a la generación de energía y la absorción de ácidos grasos que provoca en el organismo. No obstante, es un nutriente esencial en nuestro organismo y su consumo conlleva múltiples beneficios, especialmente para las personas mayores.

La carnitina es un aminoácido que se encuentra en casi todas las células del cuerpo y cuya función consiste en ayudar en las funciones mitocondriales, ya que transporta los ácidos grasos hacia el interior de las mitocondrias, encargadas de la producción de la energía de la célula, donde se convierte en energía a través de procesos bioquímicos. Se encuentra principalmente en los músculos, siendo la L-carnitina su forma activa.

Aunque se fabrica de forma natural en el organismo gracias al riñón, el hígado y el cerebro, algunas personas no pueden producir suficiente cantidad de L-carnitina, por razones genéticas o médicas. Es por ello por lo que podemos obtenerla a través de los alimentos de origen animal o bien consumirla en complementos alimenticios, que han demostrado ser seguros, eficaces y de calidad.

De hecho, la L-carnitina es uno de los complementos que más se consumen en la práctica de ejercicio físico, ya que mejora el rendimiento deportivo. No obstante, en la población mayor también se ha observado que tiene una gran importancia y cumple una función esencial:

- Alivia la fatiga física y mental y mejora la función cognitiva: ante los problemas de debilidad, de movilidad y poca resistencia de las personas mayores, la L-carnitina contribuye al metabolismo energético celular, disminuyendo la sensación de fatiga y aumentando la función cognitiva.

- Contribuye a evitar la degradación muscular: la L-carnitina mejora el flujo sanguíneo, el suministro de oxígeno al tejido muscular y la regulación de la homeostasis mitocondrial, lo que ayuda a prevenir la degradación de proteínas musculares asociada a la edad y, por tanto, ayuda a evitar casos de sarcopenia.

- Ayuda a la correcta función del riñón y del hígado: dado que son órganos que participan en la síntesis de L-carnitina, se ha observado que el tratamiento con L-carnitina oral puede mejorar los marcadores inmunológicos y cardíacos de personas que siguen tratamientos de hemodiálisis.

- Puede contribuir a la fatiga en personas con esclerosis múltiple: aunque estos resultados deben ser explorados más al detalle a través de futuros estudios, se ha observado que la acetil L-carnitina se tolera mejor y es más eficaz que otros tratamientos, como la amantadina, para el tratamiento de la fatiga relacionada con la esclerosis múltiple.

Vistos los beneficios que puede conllevar en las personas mayores, se trata de un nutriente esencial para la salud. Cuando existe un déficit de carnitina aparecen síntomas como debilidad muscular, cansancio o fatiga, irritabilidad e incluso hipoglucemia. Sin las cantidades necesarias de L-carnitina, y dada la presencia de síntomas, el tratamiento principal se basa en el consumo de complementos alimenticios para aumentar la cantidad de carnitina en sangre y dentro de las células.

Aunque la mayoría de las personas suelen tolerar bien la L-carnitina, el consumo de complementos de L-carnitina debe estar supervisada por un profesional sanitario para evitar cualquier efecto secundario y acompañarlo de otros factores como la dieta o el ejercicio físico.

Visto 523 veces Modificado por última vez en Jueves, 07 Julio 2022 11:23