Martes, 12 Julio 2022 10:05

El consumo diario de probióticos ayuda a aliviar los síntomas de la depresión

Importancia del eje microbiota-intestino-cerebro para aliviar los síntomas de la depresión Importancia del eje microbiota-intestino-cerebro para aliviar los síntomas de la depresión

Investigadores de la Universidad de Basilea afirman que el consumo de altas dosis de probióticos puede ayudar a reducir los síntomas de la depresión y sugieren que la suplementación con estas bacterias podría servir como posible terapia complementaria al tratamiento convencional.

Los nuevos enfoques para el tratamiento del trastorno depresivo mayor se dirigen al eje microbiota-intestino-cerebro, relacionado con las funciones fisiológicas y conductuales afectadas por la depresión. Tal y como han confirmado datos preclínicos, la microbiota intestinal afecta a la función cerebral y al comportamiento depresivo.

Así lo demuestran los resultados de una investigación que ha analizado el efecto de una terapia complementaria probiótica a corto plazo en pacientes con síntomas de depresión. Como cuentan sus investigadores, por primera vez se exploraron los efectos de los probióticos en la composición de la microbiota intestinal, en la función cerebral y los cambios neuronales.

Los participantes al estudio fueron seleccionados siguiendo la escala de valoración de Hamilton para la evaluación de la depresión (HDRS), una escala que evalúa cuantitativamente la gravedad de los síntomas y valora los cambios. Fueron asignados aleatoriamente para recibir un probiótico en dosis altas a corto plazo durante un periodo de 31 días, además del tratamiento habitual.

Los resultados del estudio, cuyos datos se recopilaron entre 2017 y 2020, demuestran que el tratamiento adicional con un probiótico multicepa puede ayudar a mejorar los síntomas de la depresión y estimular cambios en el eje microbioma-intestino-cerebro, que vincula la microbiota intestinal con determinadas vías neurobiológicas. Concretamente, los síntomas de la depresión disminuyeron en el grupo probiótico, en comparación con el placebo, con una tasa de remisión del 55% en este grupo y una tasa de remisión del 40% en el grupo placebo. Asimismo, los resultados evidenciaron cambios positivos en el cerebro y en la diversidad microbiana, incluido un aumento de la bacteria Lactobacillus, un tipo de bacteria asociado a la disminución de la depresión. Todos ellos, además de conllevar beneficios en la microbiota intestinal, conlleva beneficios sobre la ansiedad y la depresión.

Los resultados obtenidos pueden ayudar a establecer terapias adicionales y no estigmatizantes para el tratamiento de la depresión ya que, tal y como cuentan los autores del estudio, no todos los pacientes responden adecuadamente al tratamiento convencional. Esto hace que se necesiten desarrollar nuevos enfoques con tratamientos novedosos y más eficientes. A pesar de que se requieren estudios a gran escala para replicar y validad los hallazgos, este tipo de investigaciones reconfirman el papel del eje microbiota-intestino-cerebro en varios aspectos de la salud más allá de la salud intestinal.

Visto 442 veces Modificado por última vez en Martes, 12 Julio 2022 10:35