Warning: Creating default object from empty value in /homepages/17/d361580981/htdocs/ComplementosAlimenticios2020/components/com_k2/views/itemlist/view.html.php on line 743

Mostrando artículos por etiqueta: bacterias

Investigadores de la Universidad de Basilea afirman que el consumo de altas dosis de probióticos puede ayudar a reducir los síntomas de la depresión y sugieren que la suplementación con estas bacterias podría servir como posible terapia complementaria al tratamiento convencional.

De los complementos alimenticios de vitamina D que conocemos, los más habituales corresponden a la vitamina D2 (ergocalciferol) y la vitamina D3 (colecalciferol). A pesar de que ambas puedan tener muchas similitudes, una nueva investigación ha encontrado diferencias importantes entre los dos tipos esta vitamina y, especialmente, a la hora de protegernos contra virus y bacterias.

Un estudio llevado a cabo en el Reino Unido ha observado que el aumento de disponibilidad de Bifidobacterium a través de la suplementación con oligosacáridos puede ayudar a mejorar la composición de la microbiota intestinal. Concretamente, puede influir en la ingesta de macronutrientes, reduciendo la cantidad de carbohidratos y azúcares, cuyo consumo está asociado a episodios de mayor estrés y ansiedad.

Los hallazgos de un estudio que relaciona esta vitamina con la diversidad en la flora bacteriana son de gran interés clínico, y apoyan anteriores estudios epidemiológicos anteriores que han demostrado que las personas con niveles séricos bajos de vitamina D presentan mayores riesgos de salud, como osteoporosis, obesidad, diabetes, enfermedades inflamatorias intestinales o autoinmunes, entre otros.

El hierro y la inmunidad están estrechamente relacionados. Tal y como han analizado varios estudios al respecto, las células de una parte del sistema inmunológico (monocitos, macrófagos, microglia y linfocitos) son capaces de combatir las agresiones bacterianas controlando los flujos de hierro de nuestro cuerpo (homeostasis).

Originaria de Norteamérica y usada hace siglos con propiedades medicinales, la equinácea llegó a Europa a principios del siglo XX. Existen numerosas especies y variedades de esta planta, y varios estudios etnobotánicos han reportado, en términos generales, su actividad antiviral, anticancerosa y sus efectos inmunomoduladores.

Las hojas de olivo contienen, entre otras sustancias, oleuropeína y otros compuestos polifenólicos, considerados grandes antioxidantes y antiinflamatorios. Son beneficiosos para el sistema cardiovascular e inmunológico, y ayudan de reducir el estrés oxidativo -reduciendo también los radicales libres, tan dañinos para el organismo-, así como la presión arterial. Nuevas evidencias científicas demuestran también su efecto antibacteriano.