Jueves, 27 Octubre 2022 09:40

Las vitaminas y minerales que ayudan a mejorar el bienestar y el estado de ánimo

Las vitaminas y minerales que ayudan a mejorar el bienestar y el estado de ánimo Las vitaminas y minerales que ayudan a mejorar el bienestar y el estado de ánimo

La alimentación es un factor esencial para el bienestar tanto físico como mental y por eso es importante conocer los nutrientes cuyos efectos van directos al cerebro y ayudan a disminuir los niveles de estrés, ansiedad e incluso episodios de depresión. ¿Conoces los principales nutrientes que intervienen en estos problemas?

Muchas sustancias químicas encargadas de los procesos cerebrales, como la dopamina y la serotonina, dependen de varios nutrientes para crear la transmisión, por lo que el estado de ánimo depende del tipo de alimentación. Expertos en nutrición aseguran que algunas vitaminas y minerales contribuyen a mantener nuestro estado de ánimo y la salud mental, ya sea a través de la dieta o de los complementos alimenticios, que han demostrado ser seguros, eficaces y de calidad.

Sin embargo, resulta fundamental saber cuáles son exactamente. Detallamos a continuación los nutrientes más importantes:

Vitamina del complejo B

- Vitamina B12: es fundamental en la producción de sustancias químicas en el cerebro que afectan a nuestro estado de ánimo, ansiedad y rendimiento mental, ya que interviene en la producción de serotonina, un neurotransmisor que promueve la sensación de bienestar en el cerebro. Esta vitamina también mantiene la salud de los glóbulos rojos y la producción de ADN, esencial para sentirse con energía.

- Vitamina B3: el niacina es necesaria para la creación de hormonas como la serotonina, la dopamina y la histamina, que se encargan de aportarnos bienestar y felicidad. Un déficit puede causar irritabilidad o ansiedad.

- Vitamina B6: ayuda tanto a la absorción intestinal como al sistema nervioso. Tal y como ha demostrado un estudio reciente, el consumo de esta vitamina se asocia con un aumento de los niveles de GABA (ácido gamma-aminobutírico), una sustancia química que inhibe los impulsos entre las células nerviosas del cerebro. Este efecto calmante se relaciona con una reducción de la ansiedad.

Vitamina C: se le conoce por ser una vitamina que ayuda a reforzar nuestro sistema inmunitario, pero también tiene un papel destacado en el estado de ánimo, la síntesis de ciertos neurotransmisores y en la evolución de la depresión. En el cerebro, esta vitamina ayuda a la síntesis de dopamina y norepinefrina, ambos actúan como neurotransmisores u hormonas que favorecen la regulación del estado de ánimo y las capacidades resolutivas. Más concretamente, unos niveles bajos de este nutriente se relacionan con un peor estado anímico y un mayor riesgo de depresión.

Vitamina D: esta vitamina regula las funciones del sistema nervioso central, cuyas alteraciones se han asociado a episodios de depresión. Las personas que no reciben las dosis mínimas de vitamina D diarias tienen mayor riesgo de padecer ansiedad, insomnio, hipotiroidismo y depresión.

Vitamina E: se usa mucho en los productos de belleza, pero también es importante para proteger el cerebro y el sistema nervioso central. Varios estudios han observado que su efecto parece estar relacionado con la modulación del estrés oxidativo y la neuroinflamación, factores que intervienen en la depresión y el desarrollo de enfermedades degenerativas.

Zinc: además de apoyar al sistema inmunológico, se ha investigado su función a la hora de mejorar el estado de ánimo y la función cognitiva. Esto se debe al papel que desempeña en los neurotransmisores que controlan la función mental y el estado de ánimo.

Omega-3: Varios estudios han sugerido que el déficit de omega-3 puede alterar el bienestar general y contribuir a los trastornos del estado de ánimo. Más concretamente, los expertos explican que los omega-3 de aceite de pescado forman la estructura de nuestro cerebro cuando está más saludable.

Magnesio: una de sus funciones principales consiste en mantener la función normal de los nervios y los músculos, y puede ayudar a calmar el sistema nervioso, reduciendo la sensación de estrés y ansiedad.

Ashwagandha: cada vez hay mayores investigaciones que afirman que el consumo de esta planta se asocia a mayor reducción del cortisol matutino, reduce el estrés y promueve el bienestar.

Visto 615 veces Modificado por última vez en Jueves, 27 Octubre 2022 10:12