El extracto de menta ayuda a mejorar la memoria entre la población mayor de 50 años

  • Miércoles, 07 Marzo 2018 17:00
|   Etiquetado como   

Tomar extracto de menta puede mejorar la memoria a corto plazo en personas sanas a partir de 50 años que muestran el lógico deterioro cognitivo asociado a la edad.

The Journal of Alternative and Complementary Medicine acaba de publicar una investigación cuya hipótesis de trabajo ha sido medir los efectos de un extracto acuoso de menta sobre el rendimiento cognitivo, el sueño y el estado de ánimo en sujetos sin aparentes problemas de salud, pero que empiezan a mostrar esporádicos y puntuales problemas de memoria vinculados con la edad. Tras someter a estudio a un grupo de personas, los resultados han puesto de manifiesto que el extracto de menta ayuda a la salud cognitiva de este grupo de población.

Detalles del estudio

Para llegar a esta conclusión, los investigadores reclutaron a 90 hombres y mujeres, sin aparentes problemas de salud, escogidos de una base de datos de un centro clínico con sede en Illinois. Todos se situaban en un rango de edad de 50-70 años y, antes de empezar el ensayo, realizaron evaluaciones cognitivas, de estado de ánimo y sueño, a través de diferentes cuestionarios.

Los 90 participantes se dividieron aleatoriamente en tres grupos con 30 miembros cada uno. A todos se les indicó que consumieran dos cápsulas con el desayuno durante 90 días. La diferencia consistía en que mientras el primer grupo consumía un placebo, el segundo ingería 600 mg. de extracto de menta y el tercero, 900 mg. de menta.

Pasados los tres meses, los participantes que tomaron 900mg. de extracto de menta mostraron una mejora del 15% en la calidad del rendimiento de la memoria operativa, en comparación con el grupo placebo.

La memoria operativa, también conocida como memoria de trabajo, se puede definir como el conjunto de procesos que  permiten el almacenamiento y manipulación temporal de la información para la realización de tareas cognitivas complejas como la comprensión del lenguaje, la lectura, las habilidades matemáticas, el aprendizaje o el razonamiento. Gracias a la memoria operativa o memoria de trabajo podemos integrar dos o más cosas que han tenido lugar en estrecha proximidad temporal, por ejemplo recordar y responder a los datos que se han dicho en una conversación; asociar un conocimiento nuevo con conocimientos que ya conocíamos y mantener en la mente una información mientras se presta atención a otra cosa, por ejemplo, se pueden preparar los ingredientes que se van a necesitar para hacer la comida mientras se habla por teléfono con alguien.

Sobre la menta

La menta es una planta milenaria que, como han demostrado diferentes estudios científicos, esconde propiedades beneficiosas que pueden ayudar a aliviar determinados trastornos o molestias.

La planta está compuesta principalmente por agua, fibra, proteínas, minerales (sodio, fósforo, magnesia, cobre, potasio, calcio), vitaminas D, A, C y B y aminoácidos. La hoja de la menta se recomienda para el tratamiento de las dispepsias y para espasmos del aparato gastrointestinal, de la vesícula biliar y de los conductos biliares, por lo que se emplea a la hora de tratar los síntomas de ciertas alteraciones del aparato digestivo como flatulencia o gastritis.

Por vía tópica, se utiliza para mejorar los síntomas del dolor de cabeza leve. También ha demostrado ser efectivo para aliviar la tos y resfriados, en caso de dolor muscular localizado y en prurito en piel intacta.

El uso de la menta en cualquier de sus presentaciones (infusión, extracto, cápsulas) tiene que hacerse siguiente las indicaciones del fabricante apostando siempre por aquellos complementos alimenticios que ofrezcan garantías plenas de calidad, seguridad y eficacia.

Visto 2272 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Marzo 2018 15:17