Los complementos alimenticios pueden reducir los síntomas de la astenia primaveral

  • Miércoles, 10 Abril 2019 13:16

Para una parte de la población, la llegada de la primavera se asocia con síntomas de cansancio, debilidad, falta de vitalidad, apatía o poca concentración. La conocida como astenia primaveral puede contrarrestarse con complementos alimenticios que ayudan a minimizar o evitar esta sintomatología tan habitual en esta época del año.


Según datos de una encuesta de la Fundación Alimentación Saludable, más de un tercio de la población española (37%) sufre cansancio y agotamiento físico y mental durante las primeras semanas de la primavera. El aumento de las temperaturas, el mayor número de horas de luz, cambios de humedad y presión atmosférica parecen ser los motivos que provocan que nuestro organismo acuse una falta de vitalidad generalizada.

Aunque la astenia primaveral no es una dolencia peligrosa ni mucho menos grave, sí que es incómoda porque afecta a nuestro quehacer diario. Cualquier persona puede padecerla en algún momento de su vida y todo dependerá de la capacidad de adaptación a la nueva estación del año para salir con más o menos rapidez de ese estado de “letargo”. El estrés diario puede agudizar su presencia y también el déficit de ciertas vitaminas y minerales.

Existen productos naturales y, en concreto, determinados complementos alimenticios, que pueden ayudar a sentirnos mejor y a evitar que los síntomas asociados a la astenia primaveral interfieran en nuestra actividad diaria.

Polen y jalea real

El polen de abeja contiene importantes nutrientes como vitamina A, D, E, C, B1, B2 y B6, proteínas, minerales, fibra y aminoácidos esenciales, entre otros. Está considerado como un tónico revitalizador que ayuda a reducir el cansancio, favorecer la recuperación y mejorar la resistencia física. Tiene propiedades beneficiosas sobre el sistema nervioso y, en ese sentido, puede ayudar a mejorar el descanso. También es estimulante de sistema inmunológico.

Por su parte, la jalea real también contiene importantes nutrientes y actúa como reconstituyente cuando se padece estrés, depresión, irritabilidad o insomnio.

Ginseng

Diferentes estudios científicos se han centrado en analizar las propiedades beneficiosas del ginseng en casos de estrés, ansiedad, depresión o sobrecarga física y psíquica. De hecho, se considera que tiene propiedades adaptógenas, es decir, puede adaptar al organismo a situaciones de sobrecarga psíquica o física aumentando su resistencia.

Como tonificante físico y mental, ayuda al agotamiento físico y mental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo clasifica como reparador en estados de debilidad, agotamiento, cansancio, pérdida de concentración y convalecencia.

Vitaminas del grupo B

Las diferentes vitaminas que forman parte del grupo B también contribuyen a mejorar la astenia primaveral debido a sus propiedades. La B1 tiene un papel importante sobre el correcto funcionamiento del sistema nervioso; la B2 ayuda a mantener un buen sistema inmunológico; la B3 convierte los alimentos en la energía que el cuerpo necesita; la B6 ayuda a la producción de hormonas y neurotransmisores implicados en el estado de ánimo como la serotonina. Por su parte, la vitamina B9 participa en la regeneración celular y la B12, en el desarrollo de células nerviosas.

Hierro

Cuando el cansancio o debilidad viene provocado por una falta de hierro, su ingesta a través de complementos alimenticios puede ayudar a solucionar el problema.

Magnesio

Este mineral ha demostrado ser beneficioso cuando se padece astenia primaveral. De hecho, existen declaraciones de propiedades saludables autorizadas por la Unión Europea que confirman el papel de este micronutriente a la hora de reducir estados de agotamiento físico y psíquico. Por una parte, el magnesio contribuye a la reducción del cansancio y la fatiga. Por otro, contribuye al normal funcionamiento del sistema nervioso y también a la normal función psicológica.

Vitamina C

En su momento, la máxima autoridad en seguridad alimentaria europea, EFSA, emitió un informe en el que se confirmaban las propiedades beneficiosas de la vitamina C sobre el sistema nervioso, inmune y el cansancio. Según este organismo, la vitamina C reduce el cansancio y fatiga, contribuye a la función normal del sistema nervioso, del sistema inmune y ayuda a mantener un normal funcionamiento psicológico.

Los complementos alimenticios son una solución para disminuir la sintomatología asociada a la astenia primaveral. En cualquier caso, siempre hay que recurrir a complementos alimenticios seguros, eficaces y de calidad y realizar una ingesta conforme a las indicaciones que realiza el fabricante en el envase de producto. Los complementos alimenticios son una solución para disminuir la sintomatología asociada a la astenia primaveral.

Visto 2457 veces Modificado por última vez en Viernes, 04 Octubre 2019 16:10