La suplementación con vitamina D podría ayudar a mejorar la capacidad física de las personas jóvenes

  • Viernes, 25 Septiembre 2020 12:31
La suplementación con vitamina D podría ayudar a mejorar la capacidad física de las personas jóvenes La suplementación con vitamina D podría ayudar a mejorar la capacidad física de las personas jóvenes

Un estudio publicado en la revista Nutrients ha investigado durante ocho semanas el efecto de la suplementación de vitamina D3 en el rendimiento físico de jóvenes, concretamente en la capacidad aeróbica - ejercicios de intensidad media o baja pero prolongados en el tiempo- y la capacidad anaeróbica - ejercicios de poca duración, pero de alta intensidad-.

Los participantes, que inicialmente presentaban deficiencia de vitamina D, se dividieron en dos grupos: el primero fue suplementado con una dosis diaria en forma de cápsulas de 6000 UI de vitamina D3, mientras que el segundo grupo recibió placebo.

Un mes antes y durante la intervención, ambos grupos no tomaron ni vitaminas ni otros suplementos que pudieran interferir en los resultados. Asimismo, durante el tiempo de observación se les pidió que realizaran tres horas semanales de actividad física supervisada y mantuvieran sus hábitos alimenticios.

Para evaluar los resultados, en primer lugar, se analizaron las concentraciones de 25-OH-D3, un indicador de deficiencia de vitamina D, de cada uno de los grupos. Los resultados evidenciaron que estas concentraciones aumentaron de manera significativa en el grupo suplementado, mientras que no se observaron cambios destacados en el grupo de placebo. Asimismo, de entre los parámetros analizados, se observó un aumento considerable de los indicadores de frecuencia máxima respiratoria (BFmax), ventilación por minuto (VEmax) y potencia aeróbica (MAP). Se trata de valores que nos indican una respuesta adaptativa del cuerpo al entrenamiento, lo que se traduce en una mejor estructura pulmonar y función muscular, tanto a nivel de fuerza como de eficiencia.

La importancia de la vitamina D en el deporte

Varios estudios han observado que la suplementación con vitamina D mejora la función de las mitocondrias, asociadas a una mejor función pulmonar y una mayor potencia muscular. De este modo, determinados niveles de vitamina D en el organismo podrían intervenir en la función y la estructura cardíacas, así como en la regulación de oxígeno arterial, la regulación del flujo sanguíneo muscular y la absorción y consumo de oxígeno de los músculos.

De hecho, la relación entre la deficiencia de vitamina D y la función cardiaca ha sido objeto de estudio de varias investigaciones. Concretamente, se ha comprobado que los atletas no entrenados con deficiencia de vitamina D suelen tener un corazón más pequeño en comparación con los que presentan niveles óptimos de esta vitamina. Teniendo en cuenta que el gasto cardiaco está relacionado con el consumo de oxígeno, se considera que unos niveles adecuados de vitamina D pueden tener un impacto positivo en el VO2max, definido como la cantidad máxima de oxígeno que el cuerpo puede absorber, transportar y consumir en un tiempo determinado.

A través de su receptor, la vitamina D3 modifica una gran cantidad de procesos, incluidos la inhibición de la atrofia y debilidad del músculo, las funciones antiinflamatorias y antiapoptóticas (evitan la muerte celular), así como la proliferación celular.

La vitamina D es un nutriente que, además de sintetizarse a través del sol, podemos aportar al cuerpo con el consumo de ciertos alimentos y complementos alimenticios, que han demostrado ser seguros, eficaces y de calidad. En este último caso, podemos encontrar complementos de vitamina D en dos formas diferentes: D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol), que aumentan la concentración de esta vitamina en la sangre. No obstante, debemos tener en cuenta que, antes de tomar cualquier complemento alimenticio a base de vitamina D, es importante consultarlo con el médico y seguir las indicaciones del fabricante.

Visto 1138 veces Modificado por última vez en Miércoles, 14 Octubre 2020 16:50