Imprimir esta página

El hierro, un nutriente esencial para combatir infecciones

El hierro, un nutriente esencial para combatir infecciones El hierro, un nutriente esencial para combatir infecciones

El hierro y la inmunidad están estrechamente relacionados. Tal y como han analizado varios estudios al respecto, las células de una parte del sistema inmunológico (monocitos, macrófagos, microglia y linfocitos) son capaces de combatir las agresiones bacterianas controlando los flujos de hierro de nuestro cuerpo (homeostasis).

Actualmente las bacterias y los agentes patógenos han desarrollado mecanismos para obtener hierro del huésped y requieren de una gran cantidad de este mineral para su crecimiento y desarrollo, impidiendo así el uso del hierro para otras funciones vitales de nuestro organismo. Sin embargo, nuestro cuerpo ha desarrollado varias vías de defensa para retener el hierro y limitar su disponibilidad a los microbios invasores, evitando el crecimiento bacteriano y las infecciones. Para ello, es importante tener los flujos de hierro bajo control y, en este sentido, la hepcidina y la ferroportina son las responsables de reducir la disponibilidad del hierro para la utilización bacteriana. Incluso en ausencia de infección, las vías desarrolladas en nuestro cuerpo aseguran que el hierro sea poco accesible para cualquier microorganismo patógeno.

Más allá de protegernos ante cualquier infección, el metabolismo del hierro está estrictamente regulado para evitar toxicidad y daño celular asociado a una sobrecarga de hierro, así como a la anemia asociada a su deficiencia. En este sentido, las personas que sufren de sobrecarga de hierro no solo presentan daño celular debido a la reacción de reducción-oxidación, sino que también tienen un mayor riesgo de infección.

Varias investigaciones evidencian que, a través de la homeostasis del hierro durante la infección y la inflamación, se podrían diseñar terapias reguladoras de la hepcidina ante enfermedades infecciosas que contribuyan a mejorar las defensas del organismo.

¿Cuánto hierro necesita nuestro cuerpo?


La cantidad de hierro diaria que necesitamos varía según la edad, el sexo, del tipo de dieta que sigamos y de la etapa de la vida (en este último caso, según embarazo o etapa de edad fértil). No obstante, la deficiencia de este mineral es frecuente y puede ser debida a una alimentación incorrecta, ciclos menstruales abundantes o falta de absorción en el intestino.

Una deficiencia de hierro, además de provocar cansancio, falta de energía, de memoria y de concentración, también afecta al sistema inmunitario. Los linfocitos son los más afectados, ya que precisan de este mineral para su formación y maduración. Estas células del sistema inmunitario permiten que el cuerpo recuerde y reconozca invasores anteriores para así ayudar a destruirlos.

Asimismo, al igual que una deficiencia genera problemas de salud, también ocurre cuando existe un exceso de hierro en el cuerpo (hemocromatosis). Por un lado, la sobrecarga de hierro puede reducir la fagocitosis de los anticuerpos -proceso celular del sistema inmunitario que permite destruir bacterias-, y puede afectar la distribución de los linfocitos en el sistema inmune. A nivel general, la hemocromatosis desarrolla depósitos de hierro en órganos como el corazón y el hígado, provocando daño oxidativo, disfunción hepática y problemas cardiovasculares.

Para revertir esta situación es importante mantener siempre los niveles adecuados de hierro en nuestro cuerpo. Además de seguir una dieta adecuada, podemos conseguirlo a través de complementos alimenticios de hierro, que han demostrado ser seguros, eficaces y de calidad, y los encontramos tanto en complementos únicos como en complementos multivitamínicos. Teniendo en cuenta que un exceso de hierro también puede conllevar reacciones adversas y perjudiciales para nuestra salud, es importante seguir en todo momento las indicaciones del fabricante y los consejos de un profesional sanitario.

 

Visto 918 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Enero 2021 15:08

Artículos relacionados (por etiqueta)