¿Qué nutrientes ayudan a evitar la caída del cabello en otoño?

  • Jueves, 06 Octubre 2022 10:22
Nutrientes que ayudan a evitar la caída del cabello en otoño Nutrientes que ayudan a evitar la caída del cabello en otoño

La caída del cabello en otoño está relacionada con el cambio de estación y es fruto de la renovación capilar. Aunque esta caída estacional es normal, debemos aportar al cuerpo vitaminas, minerales y aminoácidos que intervienen en el crecimiento y el fortalecimiento del cabello. En este artículo hacemos un repaso de los nutrientes más destacados.

El otoño es la estación en la que nuestro organismo sufre cambios biológicos, entre ellos la caída del cabello, que además del cambio de estación, se debe a la sobreexposición solar del verano. Sin embargo, no se trata de una pérdida del cabello como tal, sino de una renovación capilar. En esta época del año el pelo pasa de la fase de crecimiento a la fase de reposo, por lo deja de crecer, se desprende y se cae.

Aunque la caída estacional es normal y depende de factores como la edad, la genética y las hormonas, la alimentación y la ingesta óptima de nutrientes es clave para controlar la pérdida del cabello, su crecimiento y su salud. Sin embargo, cuando no obtenemos los nutrientes necesarios a través de la dieta, necesitamos alternativas que contribuyan a la formación normal de queratina, fundamental para la recuperación de la estructura del cabello. En este sentido, los complementos alimenticios, que han demostrado ser seguros, eficaces y de calidad, suponen un buen aliado a la hora de conseguir este objetivo, ya que combinan altas dosis de nutrientes.

Vitaminas

Las vitaminas son imprescindibles para que el cabello crezca sano y fuerte, minimizando así la caída estacional.

- Vitamina A: además de ser antioxidante, esta vitamina ayuda a las glándulas de la piel a crear el sebo, que hidrata el cuero cabelludo y mantiene su salud. Su déficit se relaciona con sequedad y falta de volumen.

- Vitamina B: estimula la producción de hemoglobina, proteína encargada de hacer llegar el oxígeno a la sangre y, por lo tanto, al cuero cabelludo. De todas las vitaminas del complejo B, la biotina -o vitamina H- es una de las más importantes para la salud capilar, ya que participa en la síntesis de colágeno y estimula la acción de las enzimas esenciales en los procesos de duplicación celular, favoreciendo el crecimiento de los tejidos de rápida reproducción como el cabello y la piel. Por su parte, la vitamina B3 contribuye al metabolismo de las proteínas de queratina, responsable del brillo del cabello.

- Vitamina C: es muy importante para combatir la sequedad y la caída del cabello, contribuye a la síntesis de colágeno, que contiene aminoácidos esenciales para la síntesis de queratina. También mejora la absorción de hierro y protege el cabello del estrés oxidativo, relacionado con la caída del cabello.

- Vitamina D: interviene en el correcto funcionamiento del sistema inmune del cuero cabelludo, donde se encuentran los folículos pilosos y crece el cabello. Su deficiencia puede afectar al ciclo de vida del cabello, haciendo que caiga antes de tiempo, ralentizando su crecimiento y haciendo que crezca más débil y quebradizo.

- Vitamina E: aporta oxígeno al cuero cabello favoreciendo una mejor circulación, lo que hace que el pelo crezca a una mayor velocidad. También estimula la producción de sebo e interviene en la correcta humectación de la melena.

Minerales

Tener unos niveles adecuados de minerales no solo evitar la pérdida de cabello, sino que mejora su fortaleza, su longitud y su brillo.

- Hierro: ante una falta de hierro, hay poca hemoglobina que pueda transportar oxígeno a los tejidos, lo que hace que los bulbos pilosos -donde se encuentran las raíces de los folículos pilosos-, no reciban suficiente oxígeno y se produzca una caída del cabello.

- Zinc: contribuye a estimular su crecimiento y protege el bulbo, por lo que ayuda a frenar la caída y a fortalecer la fibra capilar. Asimismo, favorece la síntesis de queratina y colágeno y previene el envejecimiento prematuro del pelo.

- Selenio: estimula el crecimiento del cabello, reduce la caspa e incluso pueden destruir ciertas bacterias presentes en el cuero cabelludo.

- Cobre: los péptidos de cobre son cadenas cortas de aminoácidos ancladas al cobre que forman las proteínas y que actúan como estimuladores de colágeno. Al mejorar la vitalidad del folículo piloso, ayudan al crecimiento capilar, a fortalecer el pelo fino e incluso a regenerar el cuero cabelludo enrojecido.

Un pelo fuerte y sano depende de las proteínas y los puentes de unión que forman la fibra capilar, y para ello es muy importante aportar al cuerpo los nutrientes mencionados arriba. Más allá de las vitaminas y minerales por separado, existen complejos vitamínicos para el cabello que combinan varias vitaminas y minerales, así como ácidos grasos y proteínas que nos ayudan a fortalecer el cabello.

Plantas

Las preparaciones con plantas cuidan el cuero cabelludo y el pelo, fortaleciéndolo y acabando con otros problemas como la caspa, la sequedad o la fragilidad.

- Cola de caballo: al ser una planta rica en minerales, aporta elasticidad y firmeza al cabello.

- Ginkgo biloba: sus hojas estimulan la microcirculación de nutrientes en el pelo, lo que ayuda a frenar su caída y a estimular su crecimiento.

- Alfalfa: rica en nutrientes -vitaminas, minerales y aminoácidos-, ayuda a reducir el impacto del otoño en la salud del cabello, tanto en su debilitamiento como su caída.

- Chlorella: su composición nutricional favorece el crecimiento del cabello y se usa como complemento en los tratamientos de caída del pelo.

Otros compuestos como los aminoácidos también son determinantes en la salud del cabello. Por ejemplo, la L-metionina y la L-cisteína tiene una acción antioxidante y ayuda al mantenimiento de la pigmentación del cabello, participa en la síntesis de queratina, aportando firmeza y resistencia, y pueden actuar junto con cualquier tipo de vitamina.

Visto 717 veces Modificado por última vez en Jueves, 06 Octubre 2022 11:03