Concretamente, y de acuerdo con las conclusiones de un estudio publicado en el Journal of Menopausal Medicine, puede atenuar los síntomas más psicológicos de esta etapa de la mujer, como los sofocos, los sudores nocturnos, el estrés, los cambios de humor o las alteraciones de sueño.

El azafrán es un producto que lleva utilizándose desde el año 2300 a.C. y a nivel gastronómico se conoce por dar un toque muy característico a las comidas en las que se añade, ya sea a nivel de color, sabor y aroma. Sin embargo, no solo su precio lo convierte en el bien más preciado. ¿Conocemos los beneficios que nos aporta este alimento a nivel nutricional?

Extracto de azafrán

Un estudio realizado por diferentes universidades españolas confirma que el extracto de azafrán protege las células de la retina de la hipertensión ocular, principal motivo para sufrir de glaucoma.

Una suplementación a base de extracto de azafrán o Rhodiola Rosae puede mejorar el estado de ánimo de las personas diagnosticadas con depresión. Varios estudios clínicos han demostrado que su consumo disminuye los síntomas asociados a este tipo de trastorno.