En consecuencia, los complementos alimenticios que contienen este ingrediente pueden mejorar el perfil cardiometabólico de las personas con diabetes tipo 2. Se trata de un hallazgo importante, ya que la diabetes puede duplicar e incluso quintuplicar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Se trata de un complemento alimenticio extraído de un tubérculo llamado Amophaphalus konjac, cultivado en el sudeste de Asia, en especial, de Japón de y China hasta el sur de Indonesia. Destaca por ser muy rico en fibra y, aunque es conocido mayormente por su efecto saciante y adelgazante, también tiene propiedades digestivas, hipoglucémicas y reductoras de colesterol.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que puede afectar, entre otros, al correcto funcionamiento del sistema inmune. Esto hace que las personas con resistencia a la insulina tengan más dificultades para iniciar una respuesta inmunitaria adecuada en comparación con las personas con niveles normales de glucosa en sangre.

Complementos alimenticios para ayudar a regular el azúcar en la sangre

Determinados complementos alimenticios a base de ingredientes vegetales como, por ejemplo, la Gymnema sylvestre, canela, fenogreco y la semilla negra, pueden ayudar a controlar el azúcar en la sangre. Existe evidencia científica que así lo demuestra.