El aumento de las enfermedades relacionadas con la demencia en los últimos años ha traído consigo el desarrollo de estrategias enfocadas a retrasar su aparición, ya que están asociadas a la edad. En este sentido se han identificado varios factores que pueden contribuir a conseguir este objetivo, entre ellos la alimentación, y más concretamente algunos componentes como la curcumina.

Irse de vacaciones supone un cambio de hábitos que no solo afecta a nuestro ocio sino también a nuestra salud. A pesar de estos cambios nunca debemos olvidarnos de algunas rutinas como mantenernos bien hidratados, seguir una alimentación sana y equilibrada y aportar al organismo todos los nutrientes necesarios. En este sentido los complementos alimenticios se presentan como un buen aliado junto a la dieta a la hora de aportarlos.