Las competiciones, los entrenamientos intensos y el estrés producen cambios homeostáticos, bioquímicos y hematológicos en el cuerpo. Cuando no hay una recuperación suficiente, disminuye el rendimiento y aparece mayor riesgo de lesión y problemas derivados de la fatiga acumulada.

Una investigación publicada en el Journal of the International Society of Sports Nutrition ha observado que la suplementación con múltiples ingredientes antes de realizar un entrenamiento puede mejorar el rendimiento en ejercicios de alta intensidad.

El Omega-3 es un ácido graso que no debe faltar en la dieta de cualquier persona y, menos aún, en la alimentación de un deportista. Su consumo responsable aporta interesantes beneficios cuando se practica una actividad física de manera regular.

El magnesio es un mineral vital para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Este micronutriente que cumple con determinadas funciones metabólicas puede ser un perfecto desconocido para muchos deportistas. Sin embargo, su presencia en el cuerpo contribuye a mejorar la fuerza muscular como demuestra un nuevo estudio.

 

El extracto de verbena puede ayudar a disminuir el daño muscular después de una práctica deportiva y favorecer una recuperación mucho más rápida y completa. Así lo confirma un estudio publicado en Journal of the International Society of Sports Nutrition.