Las vacaciones son un momento muy esperado del año en el que, además de relajarse y desconectar, se somete al cuerpo a un cambio de hábitos que no solo afecta al ocio sino también a la salud. ¿Qué nutrientes debemos tener en cuenta durante estos días para contrarrestar la situación?

Según los últimos estudios de la Sociedad Española del Sueño (SES), un tercio de la población española sufre insomnio ocasionalmente y alrededor de un 12% lo padece de forma crónica. Además de seguir ciertas pautas en nuestros hábitos de vida (evitar el estrés, la ingesta de cafeína o alcohol, y limitar el ejercicio físico unas horas antes de acostarse), determinados ingredientes pueden ayudarnos a conciliar el sueño.

El sueño reparador es una asignatura pendiente para muchas personas. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), un tercio de la población en nuestro país tiene problemas para conciliar el sueño, lo que además de no descansar correctamente puede conllevarnos problemas de salud a largo plazo. Seguir unos hábitos de vida saludables se considera esencial para poder dormir bien, y entre ellos se encuentra la alimentación. Algunos alimentos contribuyen a la síntesis de neurotransmisores que intervienen en la vigilia y el sueño.