La alimentación es un factor esencial para el bienestar tanto físico como mental y por eso es importante conocer los nutrientes cuyos efectos van directos al cerebro y ayudan a disminuir los niveles de estrés, ansiedad e incluso episodios de depresión. ¿Conoces los principales nutrientes que intervienen en estos problemas?

Los productos nutracéuticos derivados de las zanahorias podrían utilizarse como complemento alternativo para prevenir problemas de salud relacionados con carencias nutricionales, según los resultados de un estudio.

Un estudio, cuyos resultados se han publicado en la revista Frontiers in Nutrition, ha observado que un complemento alimenticio a base de ácido fólico, vitamina B6, vitamina A, zinc, cobre y selenio podría retrasar el proceso degenerativo que sufren las retinas.

El envejecimiento prematuro de las células suele estar asociado al estrés oxidativo causado por factores como el estrés, la falta de ejercicio, la falta de descanso, la mala alimentación o una exposición prolongada al sol. Si queremos evitar este envejecimiento debemos cuidar el estilo de vida y la alimentación, y las vitaminas pueden ayudar a ello.

La astaxantina es uno de los antioxidantes naturales más eficaces y ampliamente estudiado por su capacidad de reducir el daño por estrés oxidativo en varios órganos del cuerpo. Ahora, además, se ha analizado su efecto clínico en ciertas afecciones oculares como el ojo seco, algo no realizado hasta el momento.

Se trata de un mineral básico que ejerce funciones muy importantes en nuestro organismo, entre otras actúa como un antibiótico natural con resultados altamente efectivos e inmediatos.