Según la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el 42,6% de la población adulta española mayor de 18 años es hipertensa, aunque el 37,4% de ellos se encuentran sin diagnosticar. El ‘IV Barómetro sobre el Autocuidado de la población española' concluye que solo el 23% de los encuestados reconoce llevar un control exhaustivo de su tensión arterial.