Tomar extracto de menta puede mejorar la memoria a corto plazo en personas sanas a partir de 50 años que muestran el lógico deterioro cognitivo asociado a la edad.