Aunque la ingesta de micronutrientes como las vitaminas y los minerales es esencial durante toda la vida, es especialmente fundamental durante la infancia, ya que contribuyen al normal desarrollo de los niños, tanto a nivel físico como mental.

Tras las vacaciones de verano, la vuelta a la rutina y al trabajo se nos puede hacer cuesta arriba. Para ello es importante proporcionar a nuestro cuerpo todos aquellos nutrientes que necesita para afrontar septiembre con energía y ganas, además de recuperarnos de los excesos de agosto.

Las vacaciones son un momento muy esperado del año en el que, además de relajarse y desconectar, se somete al cuerpo a un cambio de hábitos que no solo afecta al ocio sino también a la salud. ¿Qué nutrientes debemos tener en cuenta durante estos días para contrarrestar la situación?

Tener problemas en las uñas, como estancamiento en el crecimiento, descamación, estrías o uñas quebradizas, es un indicio de déficit alimenticio derivado de falta de ciertos nutrientes en el cuerpo. A continuación, presentamos los micronutrientes que no deben faltar en nuestra dieta si queremos mantener nuestras uñas sanas.

La Fundación Española de la Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) han promovido un Estudio Nutricional en la Población Infantil Española (EsNuPi), en el que se ha evidenciado que los niños españoles deben mejorar la ingesta de vitamina D, fósforo, calcio y magnesio, necesarios para las etapas de crecimiento y desarrollo.

La llegada del otoño y la bajada de las temperaturas lleva consigo un aumento de virus y bacterias, que aprovechan la vulnerabilidad de nuestro sistema inmunitario para atacarlo. Aunque la alimentación no cura ni resfriados ni gripes, algunos alimentos sí que puede ayudarnos a reforzar nuestro sistema inmune, hidratando las mucosas, que actúan como primera barrera de protección ante cualquier virus, y promoviendo el crecimiento y correcto funcionamiento células inmunitarias.

Se trata de una fruta exótica procedente de un arbusto nativo de la Amazonía que, a pesar de ser poco conocida en nuestro país, su aportación en nuestro organismo a nivel de nutrientes la ha convertido en un ‘superalimento’.

El sueño reparador es una asignatura pendiente para muchas personas. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), un tercio de la población en nuestro país tiene problemas para conciliar el sueño, lo que además de no descansar correctamente puede conllevarnos problemas de salud a largo plazo. Seguir unos hábitos de vida saludables se considera esencial para poder dormir bien, y entre ellos se encuentra la alimentación. Algunos alimentos contribuyen a la síntesis de neurotransmisores que intervienen en la vigilia y el sueño.