Un estudio evidencia que el extracto de raíz de ashwagandha mejora salud cognitiva y la memoria, la concentración y la calidad del sueño, además de reducir los niveles de estrés. Asimismo, se ha demostrado que su consumo es seguro y bien tolerado.

Un nuevo estudio realizado en la India ha observado que el consumo de complementos alimenticios con aceite de comino negro (Nigella sativa) puede mejorar significativamente la calidad del sueño en personas con problemas para dormir.

Tras las vacaciones de verano, la vuelta a la rutina y al trabajo se nos puede hacer cuesta arriba. Para ello es importante proporcionar a nuestro cuerpo todos aquellos nutrientes que necesita para afrontar septiembre con energía y ganas, además de recuperarnos de los excesos de agosto.

Además de usar el azafrán para dar sabor a los platos, desde hace años se investigan las propiedades de su extracto. Con motivo del Día Mundial del Sueño, que celebramos mañana, destacamos los beneficios de este alimento en el estado de ánimo, la ansiedad o la calidad del sueño.

Con la entrada de la primavera a la vuelta de la esquina, dentro de unos días, se puede acentuar la sensación de cansancio y falta de vitalidad, lo que popularmente conocemos como astenia primaveral. Se trata de un trastorno temporal que, en algunos casos, puede acentuar el cansancio y la falta de energía que podemos tener de manera general.

La nutrición puede jugar un papel importante en la calidad del sueño. Las personas con problemas para dormir deben consumir nutrientes que apoyen el metabolismo de la serotonina y la reducción del estrés, esenciales para dormir bien. No obstante, los últimos estudios han centrado la atención en el vínculo entre el intestino y la calidad del sueño. ¿Qué papel desempeña la microbiota intestinal en todo este proceso?

Tras las vacaciones de verano, la vuelta a la rutina y al trabajo se nos puede hacer cuesta arriba. Para ello es importante proporcionar a nuestro cuerpo todos aquellos nutrientes que necesita para afrontar septiembre con energía y ganas, además de recuperarnos de los excesos de agosto.

Las vacaciones son un momento muy esperado del año en el que, además de relajarse y desconectar, se somete al cuerpo a un cambio de hábitos que no solo afecta al ocio sino también a la salud. ¿Qué nutrientes debemos tener en cuenta durante estos días para contrarrestar la situación?

Concretamente, y de acuerdo con las conclusiones de un estudio publicado en el Journal of Menopausal Medicine, puede atenuar los síntomas más psicológicos de esta etapa de la mujer, como los sofocos, los sudores nocturnos, el estrés, los cambios de humor o las alteraciones de sueño.

Según los últimos estudios de la Sociedad Española del Sueño (SES), un tercio de la población española sufre insomnio ocasionalmente y alrededor de un 12% lo padece de forma crónica. Además de seguir ciertas pautas en nuestros hábitos de vida (evitar el estrés, la ingesta de cafeína o alcohol, y limitar el ejercicio físico unas horas antes de acostarse), determinados ingredientes pueden ayudarnos a conciliar el sueño.



Página 1 de 2