Miércoles, 07 Junio 2017 13:03

Los probióticos son beneficiosos en personas con artritis reumatoide

Valora este artículo
(1 Voto)

Una suplementación a base de probióticos mejora los síntomas de la artitris reumatoide. Así lo ponen de manifiesto diferentes estudios y pruebas clínicas realizadas en los últimos tiempos. Su consumo responsable, en paralelo a una dieta rica, equilibrada y adaptada a esta enfermedad, mejora los niveles de las sustancias implicadas en su desarrollo.

A fecha de hoy, las causas que propician la artritis reumatoide siguen siguen siendo desconocidas. Aunque se tiene claro que es una enfermedad de carácter inmunológico, todavía no se sabe a ciencia cierta si hay factores genéticos o medioambientales que la desencadenan. Desde hace unos años, la comunidad científica ha puesto su empeño en obtener más información sobre esta enfermedad que crece día tras día y que tiene a la población adulta femenina como principal afectada.

Entre los estudios realizados destaca el publicado por la Revista Internacional de Enfermedades Reumáticas -International Journal of Rheumatic Diseases- en el que se concluye que tomar probióticos ayuda a mejorar la artritis reumatoide.

En este ensayo participaron 60 individuos aquejados por esta dolencia entre los 25 y los 70 años de edad que fueron divididos en dos grupos de 30. A los participantes de uno de los grupos, se les suministró un suplemento de probióticos durante 8 semanas mientras que al grupo restante, se le dio un placebo durante el mismo periodo de tiempo.

Pasadas las 8 semanas, los individuos que habían consumido cápsulas de probióticos mejoraron el índice DAS28, que es el que se utiliza para valorar la incidencia de la enfermedad en el organismo, en comparación con el grupo placebo. También se apreció una bajada notable del nivel de insulina en suero, del colesterol “malo” y de la PCR (proteína C reactiva o marcador de la inflamación).

El papel de los probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos (hongos, bacterias, etc.) que cuando se administran de manera adecuada y en la cantidad justa, aportan beneficios a la persona. Existen varios tipos de probióticos, siendo los más conocidos los Lactobacillus y los Bifidobacterium, que pueden incorporarse a una amplia variedad de productos, tanto en alimentos como en complementos alimenticios.

Los probióticos actúan a nivel del tubo digestivo ayudando a equilibrar la composición de la flora bacteriana e incrementando la resistencia del organismo frente a los patógenos, mejorando y activando las defensas. Son los encargados de “fabricar” sustancias para combatir las bacterias potencialmente nocivas, Además, producen vitaminas y enzimas digestivas.

Los alimentos en los que se encuentra una gran cantidad de probióticos son:

- Yogures: En especial los que están elaborados de manera casera.
- Kéfir: Es una excelente combinación de granos fermentados y leche o agua.
- Chocolate negro: Contiene hasta cuatro veces más probióticos que los lácteos que se toman a diario.
- Chucrut: Puede elaborarse con col fermentada u otras hortalizas.
- Sopa de miso: No tiene que llegar a hervir para mantener las enzimas vivas beneficiosas para el organismo.
- Pepino, zanahoria o remolacha en encurtido.

Para dosis terapéuticas, los complementos alimenticios a base de probióticos son una buena opción, acompañados siempre de una dieta saludable y especial para casos de artritis reumatoide y de cierta actividad física adaptada.

Sobre la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad que la Sociedad Española de Reumatológia (SER) cataloga de grave. Se trata de una dolencia crónica que provoca la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes y que, en algunos casos, llega a deteriorar y dañar también determinados órganos como el pulmón, corazón o riñón. Afecta principalmente a las articulaciones con mayor movilidad como las de las manos, pies, muñecas, rodillas o cadera. Actualmente, y según los últimos datos publicados por la SER, en España hay más de 200.000 pesonas que padecen artritis reumatoide y cada año se diagnostican 20.000 casos nuevos, una cifra importante si se tiene en cuenta que es la enfermedad más incapacitante de todas las reumáticas. Su incidencia es mayor en mujeres que en hombres en una proporción de 3 a 1 y la edad en la que suele diagnosticarse se sitúa entre los 30 y 50 años.

SUPLEMENTACIÓN NUTRICIONAL

La suplementación nutricional en situaciones fisiológicas, situaciones patológicas y para el mantenimiento de una buena salud.

Consigue este libro: Gratis!

GUÍA BUENAS PRÁCTICAS

Última versión, siempre actualizada, de la Guía de Buenas Prácticas de Fabricación y Distribución de Complementos Alimenticios y de sus Anexos.

Versión 07/2014

CURSOS Formación

Próxima Edición: MADRID, fecha por determinar. Abierta la pre-inscripción.

Cursos Buenas Prácticas y APPCC