Jueves, 13 Enero 2022 12:29

¿Cómo desintoxicar nuestro cuerpo de los excesos navideños?

¿Cómo desintoxicar nuestro cuerpo de los excesos navideños? ¿Cómo desintoxicar nuestro cuerpo de los excesos navideños?

Durante la Navidad es más complicado seguir una dieta y una rutina saludables. Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), los españoles engordamos una media de 2 a 4kg durante estas fiestas. Por ello, es importante volver cuanto antes a la rutina saludable, ya no solo en cuanto alimentación, sino también en deporte y actividad física.

Los excesos navideños hacen que nuestros órganos encargados de eliminar los residuos y las toxinas trabajen más de lo habitual durante estos días, por lo que es importante no sobrecargar su trabajo.

El principal órgano para la desintoxicación y depuración del organismo es el hígado -además de otros órganos y sistemas-, que participa activamente en el proceso de depuración de la sangre, ayudando a eliminar las toxinas y grasas acumuladas provocadas por una mala alimentación. Y de su buen funcionamiento depende una buena digestión, entre otros. En este sentido, las proteínas, los fitonutrientes, los antioxidantes (carotenos, luteína, tocoferol, polifenoles...) y los minerales (selenio, cobre, zinc, manganeso) son indispensables para esta fase de desintoxicación.

Por otro lado, determinados ingredientes pueden ayudarnos a conseguir este objetivo, sea a través de la alimentación como a través de complementos alimenticios, que han demostrado ser seguros, eficaces y de calidad. Algunos de ellos son:

- Chitosán: es polisacárido formado por la unión de varias moléculas de azúcar y sirve como reserva de glucosa para la formación de estructuras y aporte de energía. Su contenido en fibra ayuda a nuestro organismo a asimilar las grasas de los alimentos a nivel intestinal y eliminar directamente los excedentes, además de poseer propiedades antibacterianas, ayudar a reducir el colesterol, mejorar el proceso de digestión y los problemas de reflujo o úlceras gástricas. A pesar de sus beneficios, el consumo de estos complementos debe hacerse de manera puntual y no de manera prolongada, siguiendo en todo momento las indicaciones del fabricante y consultando con un profesional sanitario.

- Té verde: se trata de un perfecto diurético, es un antioxidante natural y estimula las funciones del hígado para liberarlo del exceso de grasas.

- L-carnitina: la carnitina ayuda al organismo en el proceso de oxidación de las grasas, trasladándolas hasta la mitocondria y convirtiéndolas en energía que necesita nuestro cuerpo.

- Diente de león: es una planta indicada para purificar el organismo de elementos tóxicos. Además de ayudar a mejorar afecciones de la piel como eccemas, erupciones y picores, sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y su efecto diurético actúan como un eficaz desintoxicante hepático y de riñones.

- Cardo mariano: el principal ingrediente activo, la silimarina, tiene una función hepatoprotectora: protege el hígado al actuar como un antioxidante y aumentar su capacidad de regeneración, promoviendo el crecimiento de nuevas células hepáticas. También ayuda con la digestión de las grasas, mejora la capacidad del hígado para eliminar toxinas del organismo y actúa como barrera protectora ante la entrada de sustancias dañinas en las células del hígado.

- Curcumina: protege los tejidos de nuestro organismo de los radicales libres, reduciendo la inflamación y favoreciendo su regeneración, y actúa especialmente en el hígado, ya que reduce la acumulación de grasa en él.

Además de estos ingredientes y compuestos, es importante cuidar otros aspectos:

- En primer lugar, la microbiota intestinal. El hígado puede verse muy afectado por cambios en la microbiota debido a la entrada de bacterias intestinales. Es por ello por lo que tener una comunidad abundante y variada de bacterias “buenas” permitirá asimilar mejor los nutrientes de los alimentos y ayudará a controlar la entrada de bacterias y levaduras perjudiciales.

- Por otro lado, es importante que el cuerpo se vaya acostumbrando poco a poco de nuevo al ejercicio y al deporte. Entre otros, el ejercicio mejora el tránsito intestinal, ayudando a depurar el organismo; mejora la función de los riñones al beber más agua; y aumenta eficiencia del glutatión, un antioxidante que desempeña un papel fundamental en los procesos de desintoxicación.

Visto 843 veces Modificado por última vez en Jueves, 13 Enero 2022 14:44