Un equipo de investigadores del Hospital e Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol y del Instituto de Investigaciones Médicas Hospital del Mar (IMIM) se han planteado una posible afirmación a esta pregunta. Los resultados del estudio ha sido publicado en el Journal of the American College of Cardiology.

Los complementos alimenticios más utilizados para un corazón sano. El Omega 3

Uno de los complementos alimenticios más utilizados sigue siendo el Omega 3. Los resultados de un metanálisis realizado recientemente confirma, una vez más, los beneficios de este suplemento alimenticio sobre la salud cardiovascular. Su consumo puede conllevar un menor riesgo de sufrir un ataque cardíaco y otras enfermedades relacionadas con el corazón.

Los ingredientes bioactivos del zumo de tomate (licópenos y saponinas, entre otros) pueden ayudar a reducir la tensión arterial y el colesterol LDL, patologías que pueden derivar en algún tipo de enfermedad cardiovascular (ECV). Así lo recoge un nuevo estudio realizado en Japón.

El consumo de una porción de arándanos puede reducir los factores de riesgo que conducen a una enfermedad cardiovascular (ECV), según un grupo de investigadores del Reino Unido y Estados Unidos.

 

Una investigación publicada recientemente en la revista "Lipids" ha puesto de manifiesto que las personas diagnosticados con enfermedad arterial periférica muestran unos niveles más bajos de Omega-3 que aquellos que no tienen esta patología.

El té de hibisco puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, sobre todo los casos de arterioesclerosis. Es la principal conclusión de una investigación llevada a cabo en el Reino Unido.

 

Consumir complementos alimenticios enriquecidos con polifenoles procedentes de las hojas de olivo mejoran la presión arterial y reducen también los niveles de colesterol en personas con problemas de hipertensión. El estudio publicado por el European Journal of Nutrition confirma una disminución de los problemas coronarios entre un 9 y un 14% y del riesgo de infarto en un 22%.