El Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition ha publicado la primera investigación que ha evaluado el efecto combinado de la astaxantina y el tocotrienol en la función cognitiva. Los resultados muestran que, tras doce semanas de ingesta simultánea con estos dos ingredientes, las personas con tendencia a no retener cierta información, mejoran su memoria.

El extracto de mango se ha usado históricamente con fines medicinales para tratar problemas de salud como la diabetes, la malaria, enfermedades del sistema digestivo o como tratamiento para heridas y quemaduras. Un nuevo estudio evidencia que también puede ser eficaz para mejorar ciertos aspectos cognitivos como la atención y la memoria episódica.

El aumento de las enfermedades relacionadas con la demencia en los últimos años ha traído consigo el desarrollo de estrategias enfocadas a retrasar su aparición, ya que están asociadas a la edad. En este sentido se han identificado varios factores que pueden contribuir a conseguir este objetivo, entre ellos la alimentación, y más concretamente algunos componentes como la curcumina.

Unos niveles adecuados de luteína en el organismo se relacionan con una mejor memoria en adultos, en especial en personas con sobrepeso u obesidad. A esta conclusión ha llegado un estudio de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos.